Inicio Análisis político La neta del planeta 11 años de gobiernos panistas … ¿vamos bien?

11 años de gobiernos panistas … ¿vamos bien?

877
0
alt

 

que hay sana distancia del presidente de la república con su partido y que la lucha contra el narcotráfico no es simulada como era antes, que aunque “duela” la muerte de civiles se sigue enfrentando a la delincuencia con aplomo y valentía. Innegablemente sería así, aunque hay gente como Santiago Creel Miranda que anda por todo el país diciendo que hará las cosas de manera diferente, en Yucatán Luis Correa Mena lo sostiene también.

Por su parte los tricolores, o sea, el PRI, condenan la incapacidad del PAN para darle rumbo al país, sobre todo para darle certidumbre a la economía, al campo, a la salud, a los derechos humanos, al combate contra la delincuencia. El PRI ha sido claro al señalar los graves errores del PAN en materia de seguridad púbilca, por ejemplo, donde la acción del gobierno no ha podido evitar la muerte de más de 40 mil civiles, ni tampoco ha logrado restituir la paz social en zonas del país verdaderamente azoladas por el narcotráfico. Que el incremento de las gasolinas está matando la economía nacional, que la falta de diálogo y la simulución con la que se está conduciendo al país entrampa las grandes reformas estructurales para México.

El PRD desde su trinchera responderá la pregunta diciendo que México ha perdido el rumbo, la falta de empleo es producto de una incapacidad de un gobierno ineficiente que prometió generar un millón de empleos y le mintió al pueblo mexicano; el incremento de la pobreza extrema en todo el territorio nacional simplemente es devastador, que el saqueo de Pemex a manos de los panistas distinguidos son el sello de un gobierno que al igual que el PRI son corruptos y ladrones. Los amarillos seguramente responderán que la política insensible y elitista del gobierno de Calderón ha sometido al país a vivir años de atraso social. Que el país está vendido al FMI y a las grandes empresas trasnacionales que están en búsqueda de apropiarse legaloidemente de nuestros recursos naturales. Y el aumento del precio de la gasolina, de la luz, de la disminución de los subsidios son el resultado del anti patriotismo con que se gobierna a México desde una derecha extraviada.

Visiones distintas, diferentes enfoques, pero serias realidades. México es un país con grandes retos por vencer aún, y sin entrar en minuciosos análisis, es evidente que aún sufre retrasos: en la producción del campo, en la falta de empleos suficientes, en la pérdida de la competitividad, en la desigualdad social, en el crecimiento sostenido de la marginación y la pobreza extrema, en la pérdida de la confianza social, en el combate a la delincuencia, en el combate a la corrupción gubernamental.

Es claro que a pesar de toda esta democracia vivida, experimentada y tangible a la vista de todos, los precios de los alimentos siguen subiendo, que ahora es una proesa salir adelante, porque una familia no puede vivir con 6 mil pesos al mes como dijo el srio Ernesto Cordero, que faltan oportunidades para desarrollar talentos, fomentar industrias, crear la paz pública, todo es guerra mediática, caos, pleitos entre partidos, pleitos entre grupos políticos y así, siempre será difícil salir adelante.

Esta es nuestra realidad, una vida llena de confrontaciones estériles que nos tiene sumido en la mediocridad como nación desde hace ya muchos años. A pesar de todo lo bueno que tenemos al alcance seguimos sufriendo de lo mismo de antaño solo que hoy a México le fata orden, progreso y certidumbre.