Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Alfonso Romo sería el próximo a renunciar a la 4T

Alfonso Romo sería el próximo a renunciar a la 4T

1997
0

Romo el próximo a renunciar a la 4T.

El Jefe de la Oficina de la Presidencia de la República, Alfonso Romo sería el próximo a renunciar al gobierno de la 4T que encabeza el presidente AMLO. Así lo deja ver él mismo con sus declaraciones tan concretas, directas y llenas de sustancia, criticando el rumbo del país en materia económica, especialmente al abordar el tema de la iniciativa privada y la forma en la que el gobierno está implementando una serie de medidas cambiantes que pegan rudamente en la certidumbre de los dueños del capital privado.

En la XLII convención del Instituto Mexicano de Ejecutivos en Finanzas, señaló que el país está siendo manejado como si creciera a un 9%, cuando que su economía decrece un 9%. De hecho, calificó de conservadoras algunas medidas tomadas por el gobierno de la 4T.

Romo explicó que lo fundamental que piden los empresarios es respetar los acuerdos. Y dijo que esto es importante, toda vez que hay que generar certeza en los inversionistas. Dijo que en el mundo se está dando una guerra por las inversiones privadas, pues son éstas las que generan el crecimiento de un país.

Más sobre el tema:

http://www.mipuntodevista.com.mx/mexico-esta-en-decrecimiento-alfonso-romo/

El funcionario dejó en claro que el gobierno no tiene los recursos para sostener una economía, menos hacerla crecer al ritmo que necesita. Por eso es necesario que la inversión privada sea incentivada en México, que no se vaya.

En el mundo se están formando varios bloques económicos para restablecer las economías, basadas en la inversión privada, que generan empleos y refrescan el sistema productivo.

En su exposición precisó que la crisis le pegó a México de forma diferente a otros países desde varias dimensiones, como la caída del precio del petróleo, la fuga de capitales y una política muy conservadora, así la definiría yo, una política monetaria muy conservadora”. Fue muy insistente al señalar que la principal palanca de desarrollo es la inversión privada que en Mëxico represnta el 87% de la inversión total y requiere reglas claras.

En este sentido, dijo que las reglas para la inversión pueden cambiar, pero no a cada rato.

En la pasada visita del presidente AMLO a los EEUU, empresarios estadounidenses le manifestaron a Alfonso Romo que lo único que le pedían al gobierno de México, es que “honrara los acuerdos”. Y es que en materia de energías limpias, el gobierno de la 4T trató muy mal a los inversionistas de ese país, al negarse a respetar dichos acuerdos.

El empresario convertido en enlace de la iniciativa privada, no ha podido evitar el distanciamiento de los empresarios mexicanos con el presidente AMLO, sobre todo porque en plena crisis causada por la pandemia, los dejó solos, sin ayuda. Los empresarios han tenido que cerrar operaciones. En el país se han perdido 12 millones de empleos y más de 1 millón de negocios han tenido que cerrar.

No ha de ser fácil para Romo lidiar con la cerrazón del presidente AMLO, que se niega a tender la mano del gobierno a los empresarios, pues ha preferido entregar dinero directamente “a los de abajo”, como él mismo los ha llamado, generando molestia entre la comunidad empresarial y emprendedora, pues son los que generan los empleos directos.

La situación del país es complicada, las declaraciones de Romo significan un grave tropiezo para el gobierno de la república, ahora que estalló el tema de la liberación del General Cienfuegos en suelo estadounidense para que sea juzgado en México con la desconfianza social de que será declarado libre de todo cargo; también está el tema de la pandemia que ha cobrado la vida de 100 mil muertos, debido a la mala estrategia del gobierno federal; las inundaciones de Tabasco, con el consabido sacrificio de las comunidades indígenas; la propiedad de un departamento de lujo con valor de 1.7 millones de dólares del consejero jurídico del presidente, Julio Sherer.

No parece haber retorno, Alfonso Romo no puede desdecirse y tendrá que asumir las consecuencias. Y por el pasado reciente, ya sabemos lo que sucede con los que se atreven a decir la verdad de lo que está sucediendo en el seno de la 4T. Se van renunciados.