Inicio Noticias Medicina Anuncios de COVID-19 incrementan ansiedad de personas con TOC

Anuncios de COVID-19 incrementan ansiedad de personas con TOC

201
0

México, 24 Mar (Notimex).- Debido al coronavirus que fue declarado como pandemia en marzo de este año por la Organización Mundial de la Salud (OMS), las personas con el trastorno obsesivo compulsivo (TOC), pueden desarrollar con mayor frecuencia episodios impulsivos por estrés y ansiedad.
El trastorno obsesivo compulsivo está caracterizado por la presencia de obsesiones, las cuales se definen como ideas, imágenes o impulsos recurrentes indeseados que provocan ansiedad en la persona que los experimenta.
Las personas con TOC también presentan impulsos irrefrenables o compulsiones a realizar determinadas acciones con el fin de aliviar el malestar causado por las obsesiones.
La mayoría de los comportamientos obsesivos compulsivos se encuentran relacionados con la existencia de preocupaciones de sufrir algún tipo de daño o riesgo.
Más del 95 por ciento de las personas que padecen este trastorno sienten el impulso de realizar actos repetitivos voluntarios e intencionados como lavarse excesivamente las manos por el miedo a estar contaminados por el coronavirus, además exageran la forma de limpieza personal y del hogar.
De acuerdo con el Manual de Merck de Información Médica General, el trastorno obsesivo compulsivo aparece con la misma frecuencia en mujeres y hombres y afecta aproximadamente al 2 por ciento de la población mundial
Las obsesiones suelen estar relacionadas con sensaciones de daño riesgo o peligro entre las que se encuentran los temas de contaminación al pensar que al tocar diferentes objetos se puede contraer una enfermedad.
Hasta cierto punto es normal este tipo de comportamientos en una pandemia, pues se debe prevenir el contagio por el coronavirus, sin embargo, las personas con TOC suelen tener más miedo de lo normal por lo que sus impulsos son más extremistas, y actúan de manera excesiva o reiterada.
Además suelen desarrollar rituales de comportamiento en un orden establecido, por ejemplo, lavarse las manos primero, usar gel antibacterial, lavarse los dientes, usar crema hidratante, y así todos los días en horas establecidas de manera repetitiva o exagerada.