Inicio Análisis político Columnista MPV ¡Así han deshojado a la Margarita!

¡Así han deshojado a la Margarita!

46
COMPARTIR

¿Terminó por deshojarse la Margarita?, pues sí, ya todos saben que Margarita Zavala Gómez del Campo renunció a sus más de 30 años de militancia panista, ante ello algunos de sus ex correligionarios, se han rasgado las vestiduras, con expresiones de: ¡cómo es posible que traicione la lealtad al Partido Acción Nacional (PAN)! ó ¡no nos merece, fue presa de sus ambiciones personales y traicionó al Partido!, otros la odiarán maldiciendo todo lo que representa su proyecto; pero también están los que le lanzaron vítores cuando todo parecía ir viento en popa, hoy la abandonarán con el pretexto de su sangre azul, lo cierto es que tomó una decisión que a mi parecer debió haberla tomado hace ya mucho tiempo.

Algunos analistas dirán que se ha convertido en una mercenaria más del grupo de los “calderonistas”, otros dirán que está en contubernio con el Partido Revolucionario Institucional (PRI), otros que le está haciendo la chamba a Andrés Manuel, en fin,  se exaltará la imaginación en grados casi paranoicos, aunque será por poco tiempo. Tal vez debiera sacarle provecho a todo estos desparpajos, pero siendo Margarita, ¡lo dudo!. Los más serios verán este episodio como el fruto de un devenir político producto de una decisión, o indecisión debiera decir, del partido, más específicamente del presidente Ricardo Anaya Cortés, respecto a una exigencia a la que como militante tenía derecho  la Lic. Zavala, al menos así lo establece La Ley General de los Partidos Políticos en su artículo 40.1 y en los Estatutos del PAN respecto a los derechos  y obligaciones  de militantes, desafortunadamente no se le dio la oportunidad a la militancia, al partido y a México de tener certeza democrática en ese instituto político a estas fechas, espero que se enmiende la página.

Al día de hoy no se ha consultado a los militantes acerca del “Frente” ni mucho menos se ha hablado claro sobre los métodos para que funcione como tal, quizás a penas se esté cocinando la gran estrategia y sea una sorpresa para los “panistasperredistasmovimientociudadanistas” y nos dejen perplejos, la gran élite que tienen por dirigentes estos partidos políticos.

Si bien es cierto que para competir en las grandes ligas electorales se requiere de infraestructura para tener posibilidades, me parece que Margarita Zavala es quien mejor posicionada está de los independientes, de algo le servirá todo el bagaje que construyó en estos dos últimos años. Su participación como independiente sin lugar a dudas complica el espectro electoral pero no la culpo por ello, de por sí ya estaba muy complicada.

Respecto a su estructura, incluso me atrevo a pensar que una buena parte del PAN en objeción de conciencia apoyará a Margarita, pareciera un asunto maquiavélico pero sin duda alguna nadie está obligado a violentar su conciencia por una decisión administrativa. Lamentablemente en el PAN, al parecer todos beberán el mismo cáliz con la sutileza del error ideológico: “El Fin justifica los medios” y eso complica aún más las cosas, por eso se hace necesario y urgente que la dirigencia de ese partido de certeza jurídica y legitime su proyecto de “frente”.

Soy un convencido que basta y es suficiente la Doctrina humanista y los principios del PAN, fruto de una Doctrina social bien fundamentada en la tradición y en la Moralidad a lo largo de la historia, para transformar las estructuras del País, sin embargo soy consciente que  la Democracia exige nuevas formas efectivas de gobierno, como pudieran ser las “alianzas” o quizás otras formas aún no exploradas, pero tienen que ser producto de una reflexión seria y con el principal objetivo de hacer trascender  las decisiones de gobierno en beneficio de los ciudadanos, no pueden ser un experimento, ni caprichos electorales y más si su única razón es la de sacar a un partido político del gobierno.  Me parece que el presidente de Acción Nacional Ricardo Anaya Cortes, ha antepuesto los derechos e intereses de otros partidos por encima de la democracia interna de PAN y de sus propios miembros. Espero estén preparados muchos de los suspirantes panistas para contender en esas circunstancias o de plano someterse a las decisiones cupulares.

Los números a bote pronto presagian unas elecciones complejas, que si no se vigilan a fondo serán motivo de controversias y de ilegitimidad. Con los porcentajes de los independientes se lograría cubrir un 40% a lo mucho,  nadie de ellos alcanzaría obviamente mayoría y el 60% restante sería entre los de “el Frente”, Movimiento de regeneración Nacional (morena) y el PRI, estaríamos hablando de una contienda de veintes por ciento…¡cuidado!

Finalmente y después de este, mi punto de vista, seré responsable fijando mi postura como panista: al menos en conciencia no pienso ser rehén de nadie en esta coyuntura electoral, mi lealtad al Partido está bien definida, conozco mis derechos y obligaciones pero también seré observante de los derechos y obligaciones de las dirigencias y futuros candidatos. Mi interés es por México y mis compatriotas empezando por los más próximos. No tengo empacho en manifestar mi simpatía por Margarita como por Ricardo Anaya, pero son la Doctrina y principios del PAN los que marcarán mis decisiones, así que desde aquí seguiré aportando para transformar lo que tanto ansiamos: Una Patria generosa y ordenada. Estaremos vigilantes de que ningún lobo vestido de oveja nos venga a decir cómo hay que ordenarla

De remate:

 

Al día de hoy se siguen haciendo al “tío Lolo” los partidos políticos con la devolución de sus prerrogativas económicas en beneficio de nuestros compatriotas afectados por los sismos pasados. Si tuvieran voluntad y verdadera solidaridad ya se hubiera canalizado los recursos inmediatamente pero igual, siguen desojando la margarita, eso sí con toda la procrastinación posible. ¡Veremos dijo un ciego!

DEJA UNA RESPUESTA