Inicio Noticias Internacional Así lucen instalaciones de base militar de EU atacada por misiles de...

Así lucen instalaciones de base militar de EU atacada por misiles de Irán

529
0

unotv/Reuters.- En ruinas lucen algunas de las instalaciones de la base militar Ain al-Asad de Estados Unidos en Irak, luego del ataque de más de una docena de misiles lanzados por Irán el pasado 8 de enero en respuesta por la muerte del general iraní Qasem Soleimani a causa de un dron militar estadounidense.

Las tropas de la base militar iraquí, que sufrieron la peor parte del primer ataque directo de misiles de Irán contra las fuerzas estadounidenses, dijeron el lunes que estaban sorprendidos por su intensidad, por el estado de fuerza de la oposición, y agradecidos por salir ilesos.

La magnitud del daño en la base militar de Ain al-Asad mostró la capacidad destructiva de Irán en un momento en que los funcionarios estadounidenses dicen que todavía están preocupados de que los grupos respaldados por Irán en toda la región puedan lanzar ataques contra los Estados Unidos.

“No teníamos ningún conocimiento en ese momento de que sería un ataque con misiles, pero estábamos preparados de antemano para estar listos para un ataque de algún tipo”. dijo el sargento del personal estadounidense Tommie Caldwell.

El ataque del 8 de enero se produjo horas después de que el secretario de Defensa de Estados Unidos, Mark Esper, dijera que Estados Unidos debería esperar represalias por el asesinato del comandante militar iraní Qassem Soleimani en un ataque con aviones no tripulados en Irak la semana anterior.

El asesinato aumentó los temores de una nueva guerra en Medio Oriente, pero Estados Unidos, Irak y otros países con tropas en la base militar dijeron que nadie resultó herido.

Los líderes militares estadounidenses han dicho que fue gracias a los comandantes en el terreno de la base militar, no a la buena voluntad de Teherán.

En un sitio de la base militar, un misil dejó un gran cráter e incineró viviendas hechas con contenedores de envío. Se volcaron muros de hormigón pesado y se destrozaron y carbonizaron contenedores de envío junto con contenidos como bicicletas, sillas y otros muebles.

Varios soldados de la base militar dijeron que uno de ellos estuvo cerca de ser volado dentro de un refugio detrás de los muros de la explosión.

Casi una docena de misiles alcanzaron la base aérea, donde las fuerzas estadounidenses llevaron a cabo “planes de dispersión” para trasladar soldados y equipos a una gama de áreas fortificadas, separadas entre sí.

Estados Unidos no tenía defensas aéreas Patriot en la base, lo que incumbía a los comandantes locales a proteger sus tropas.