Inicio Noticias Nacionales Avala Cámara de Diputados reforma constitucional sobre condonaciones de impuestos

Avala Cámara de Diputados reforma constitucional sobre condonaciones de impuestos

254
0

Se rechazaron modificaciones del Senado respecto del otorgamiento de estímulos

 

El Pleno cameral aprobó el dictamen que reforma el primer párrafo del artículo 28 de la Constitución Política, para establecer que en el país quedan prohibidas las condonaciones de impuestos, en los términos que fijan las leyes. Se devolvió al Senado de la República para efectos del inciso e) del artículo 72 constitucional.

 

El documento, avalado con la mayoría califica de 398 votos a favor y 33 en contra, rechaza las modificaciones realizadas por el Senado de la República en la minuta devuelta a la Cámara de Diputados, tanto en el primer párrafo del artículo 28, como en el cuerpo del régimen transitorio, por lo que insiste en el texto íntegro del proyecto original aprobado por esta Cámara, el 24 de septiembre de 2019.

 

El régimen transitorio establece que el Congreso de la Unión y las legislaturas de las entidades federativas, en el ámbito de su competencia, deberán armonizar el marco jurídico en la materia, a fin de adecuarlo al contenido del presente decreto en un plazo que no excederá de un año a partir de su entrada en vigor.

 

Las propuestas de modificación del Senado de la República consistían en agregar al tema de la prohibición de la condonación de impuestos, el otorgamiento de estímulos en los términos y condiciones que fijen las leyes.

 

Mientras que en las disposiciones transitorias se establecía que para cumplir con el contenido del párrafo primero del artículo 28 constitucional, la Federación, las entidades federativas, los municipios y las alcaldías de la Ciudad de México sólo establecerán las exenciones y los estímulos fiscales que consideren necesarios con el propósito de fomentar el desarrollo, el crecimiento económico y la inversión productiva, que tengan como fin preservar la rectoría del Estado en la actividad económica, bajo los principios de igualdad, generalidad, temporalidad, legalidad, máxima publicidad y no afectación a las finanzas públicas.

 

El documento que deriva del análisis de las iniciativas del Ejecutivo federal y de la diputada Dulce María Sauri Riancho (PRI), señala que la reforma permitirá disminuir las pérdidas fiscales de la hacienda pública, lo que redundará en mayor recaudación y disponibilidad de recursos para el despliegue de programas que incidan positivamente en el desarrollo nacional.

 

Se busca desmantelar los esquemas generados para el favorecimiento de grandes contribuyentes por vía de la condonación de sumas cuantiosas, bajo el amparo de una laxa regulación legal y de múltiples lagunas jurídicas que permiten un amplio arbitrio gubernamental.

 

Al fundamentar el dictamen, el secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales, diputado Héctor Guillermo de Jesús Jiménez y Meneses (Morena), señaló que la premisa fundamental es detener la distorsión del uso de la figura de la condonación de impuestos, asegurando que el Ejecutivo federal y el Poder Legislativo no puedan preverlas, salvo en casos extraordinarios, acorde con los principios postulados por el nuevo régimen que se está erigiendo en el país.

 

Indicó que las modificaciones aprobabas por la colegisladora deforman el conjunto de instrumentos de política fiscal del gobierno de México, y alteran el sentido original de la propuesta que el Ejecutivo federal puso a la consideración del Congreso de la Unión en su iniciativa de reforma.

 

Si bien en el texto aprobado por el Senado de la República se dispone la prohibición de la condonación de impuestos, también es cierto que confiere a las exenciones un tratamiento distinto del que actualmente contempla el artículo 28 constitucional, es decir, el precepto vigente dispone la prohibición de las exenciones en el marco de la legislación secundaria, en donde deberán establecerse los términos y las condiciones.

 

En cambio, el proyecto devuelto por el Senado retira la prohibición y establece sobre las exenciones de impuestos una regulación restrictiva. De este modo, de llegar a ser vigente la propuesta de la Cámara de Senadores, sí podrían otorgarse exenciones de impuestos, pero siempre y cuando la Federación, las entidades, los municipios y las alcaldías de la Ciudad de México, en el ámbito de su competencia, lo consideren necesario para fomentar el desarrollo, el crecimiento económico y la inversión productiva.

 

Mencionó que el Senado adicionó la regulación constitucional de un instrumento más de política fiscal. Se trata del otorgamiento de estímulos, instrumento que en el proyecto de la colegisladora quedaría sujeto a igual medida que las exenciones. A la fecha, su regulación está contenida en la legislación secundaria y no sujeta a un régimen estricto de restricciones.

 

“La medida pretendida por la colegisladora sobre las exenciones de impuestos y el otorgamiento de estímulos, trasciende el objetivo original de la iniciativa del Ejecutivo y altera el sentido de la regulación actual de ambas figuras. Mientras que hoy las exenciones se encuentran prohibidas, los estímulos son regulados con amplitud y funcionan como instrumentos de política fiscal, con impacto económico en los sectores o regiones en donde se establecen”, añadió.

 

Jiménez y Meneses resaltó que las modificaciones del Senado restringen los incentivos, que hoy es un instrumento de diseño e implementación de políticas fiscales generalizadas. “Ni una ni otra cosa fue abordada por las iniciativas de origen ni por el dictamen aprobado por esta Cámara de Diputados. Ambas modificaciones no forman parte del objetivo buscado y no ofrecen hacer frente al inmenso problema fiscal de las condonaciones”.

 

De acuerdo con el Servicio de Administración Tributaria, de 2007 a 2018 se condonaron impuestos por 400 mil 902 millones de pesos. Para dimensionar los efectos negativos de estas en el desarrollo nacional el monto condonado equivale a 12 veces lo asignado para actividades científicas, tecnológicas y de innovación en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

 

En los posicionamientos, el diputado Mario Delgado Carrillo (Morena) afirmó que se adecua la figura presidencial a una auténtica democracia; será un servidor público más sin privilegios. “Termina la figura del Presidente gerente, socio, cómplice o empleado de los grandes empresarios o de los grandes intereses, y que servía a través de las condonaciones. Ningún privilegio para nadie, ahora todos tendrán que pagar sus impuestos en tiempo y forma. Adiós a las camarillas de empresarios exitosos sexenalmente. Hoy despedimos para siempre la figura del Presidente imperial para dar la bienvenida a uno responsable y sujeto al control constitucional”.

 

Del PAN, la diputada Silvia Guadalupe Garza Galván resaltó que se vota a favor para dar soluciones al tema de las condonaciones, pero en materia fiscal existen grandes pendientes. “Sí, llegó el momento de acabar con las condonaciones de impuestos a grandes contribuyentes, pero también de plantear una reforma fiscal que reduzca los impuestos a los que ganan menos, amplíe la base de la recaudación del gobierno federal y potencie los ingresos a partir de un marco fiscal fuerte y eficiente. No deben privar los privilegios para unos cuantos, sean funcionarios públicos o empresas”.

 

La diputada del PRI, Claudia Pastor Badilla, señaló que se vuelve a modificar la propuesta de la colegisladora a fin de eliminar de la Constitución la prohibición para condonar impuestos, y

 

“vuelven a abrir la puerta a las leyes secundarias. Envían prácticamente a la congeladora la tan buscada prohibición. No le ayudan a nadie con tantas vueltas; es urgente pedirles que aprovechen el tiempo y logren los objetivos que tanto les gusta anunciar. Dejen atrás los círculos viciosos y aprueben la prohibición de una vez”.

 

Ana Karina Rojo Pimentel, diputada del PT, expuso que en un sistema fiscal bajo las reglas de eficacia y transparencia no deberían existir condonaciones de impuestos, salvo situaciones verdaderamente excepcionales que se prevean de manera precisa y detallada en la ley. La exención a grandes contribuyentes es una facultad que no debe dejarse al arbitrio de los gobernadores en turno. “Los ciudadanos y empresarios tienen la obligación de contribuir de forma equitativa para el sostenimiento del Estado y no sólo por ser un mandato constitucional, sino por ser lo moralmente correcto”.

 

Por MC, el diputado Mario Alberto Rodríguez Carrillo aseveró que esta propuesta constituye un avance para mejorar la recaudación, cerrar la puerta a la evasión y la discrecionalidad, promoviendo la eficiencia administrativa que lleve a la efectividad en el ejercicio y aplicación del gasto público. “Estamos a favor, por estar en defensa del presupuesto y una mayor recaudación fiscal y del crecimiento económico de este país. En las condiciones como viene nuestra Ley de Ingresos esto aligera un poco la carga en términos de recaudación, y eso siempre estaremos apoyándolo”.

 

María del Carmen Cabrera Lagunas, diputada de Encuentro Social, señaló que la condonación no debe ni puede ser la regla ni el distintivo de la corrupción. Puede ser una excepción en momentos que así lo exijan y bajo reglas transparentes, legales y con razonamiento social. “Hemos decidido acompañar el dictamen porque esto significa la oportunidad de dejar atrás ese México de los favores políticos a los empresarios y del contubernio para con los que más tienen, quitándole al pueblo de México la oportunidad de tener mayores recursos para hacer frente a sus múltiples carencias”.

 

La diputada Lilia Villafuerte Zavala (PVEM) consideró fundamental diferenciar, desde la Constitución, entre exenciones y condonaciones. “Esta reforma abona a la rendición de cuentas, al acceso a la información, a la transparencia y a toda esta serie de derechos fundamentales y obligaciones de autoridad que deben materializarse, no sólo en las leyes, sino en profundos cambios en la política pública y cómo se ejerce y percibe el poder por parte del Ejecutivo”.

 

Mónica Almeida López, diputada del PRD, sugirió un análisis transversal de la economía que permita regular estas figuras. “Si bien hoy se logra un gran avance al evitar que como tal se perdonen las obligaciones tributarias, aún tenemos mucho por hacer desde esta Cámara en materia económica. Las condonaciones, estímulos, incentivos y las exenciones fiscales deben regularse, no sólo entre establecimientos genéricos, sino en sus condicionamientos y circunstancias en que procedan”.

 

Durante la discusión, la diputada Sylvia Violeta Garfias Cedillo (PAN) aclaró que su grupo parlamentario está a favor de eliminar estas condonaciones y privilegios. Pero resaltó que “no han podido ejercer una recaudación adecuada” y ése es el fondo de la reforma.

 

Al manifestarse en contra, el diputado Eduardo Zarzosa Sánchez (PRI) precisó que su grupo parlamentario está de acuerdo en la prohibición de condonar impuestos, “pero nos preocupa el uso político y mediático que le están dando a este tema”. Consideró que se dejan muchas dudas sobre su viabilidad y eficacia. “Está plagado de imprecisiones”, advirtió.

 

La diputada Lidia García Anaya (Morena), a favor del dictamen, subrayó que prohibir la condonación de impuestos coadyuvará a tener finanzas públicas sanas. Pidió apoyar el texto del dictamen, “ya que con esta modificación se cierra la oportunidad de continuar generando paraísos fiscales de corrupción y de opacidad”.

 

La diputada Adriana Lozano Rodríguez (Encuentro Social) comentó que su bancada apoya en lo general el dictamen que “por fin elimina la discrecionalidad y todos los favores políticos en materia de condonación de impuestos. Terminar con la condonación de impuestos es terminar con los privilegios a unos cuantos” y destacó que con esta reforma, “ponemos fin al huachicol fiscal”.

 

 

 

Boletín de prensa