Inicio Noticias Internacional Bachelet pide el alto el fuego en Nagorno-Karabaj ante el incremento de...

Bachelet pide el alto el fuego en Nagorno-Karabaj ante el incremento de la violencia

182
0

La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos pidió este viernes un alto el fuego a Armenia y Azarbaiyán para evitar más víctimas y sufrimiento a la población civil.

La solicitud de Michelle Bachelet responde a las repercusiones que los enfrentamientos están causando en la población civil, ya que desde el pasado 27 de septiembre el fuego de artillería ha alcanzado a varias ciudades, pueblos y aldeas.

Según las informaciones que la Oficina de la Alta Comisionada no pudo verificar de forma independiente y como resultado de las hostilidades, hasta el 8 de octubre habrían muerto unos 53 civiles, ente ellos niños.

“Es sumamente preocupante que en los últimos días hayamos visto zonas pobladas que, según se nos informa, han sido objeto de ataques y bombardeos con armamento pesado en la zona de conflicto y sus alrededores”, manifestó.

La Alta Comisionada recordó a las partes en conflicto que, conforme al derecho humanitario internacional, están obligadas a cumplir sus obligaciones de proteger a los civiles y la infraestructura civil, respetar los principios de distinción, proporcionalidad y precaución y evitar el uso de armas explosivas de amplio impacto en áreas pobladas.

Alerta ante el posible uso de bombas de racim

Bachelet también mostró su preocupación por las informaciones que indican que se estarían usando bombas de racimo durante los enfrentamientos y pidió su cese inmediato.

Del mismo modo, instó a Armenia y Azerbaiyán a sumarse a los más de cien Estados que han ratificado la Convención sobre Municiones en Racimo, que prohíbe el uso de este armamento. 

Rebajar el tono del lenguaje y los efectos de la COVID-19

La Alta Comisionada también exhortó a todas las partes a no utilizar un discurso “incendiario, peyorativo o discriminatorio” que fomente tensiones y destacó la necesidad de apostar por un diálogo constructivo orientado a la protección de los derechos humanos y a promover una solución pacífica del conflicto.

Finalmente, Bachelet manifestó su inquietud por el efecto que puede provocar en la salud de los civiles la reanudación de los enfrentamientos durante la pandemia del coronavirus.

“Mientras continúa la violencia, al parecer algunos civiles se han trasladado a sótanos u otro tipo de refugios donde corren el riesgo de no poder mantener la distancia física que limita la propagación de la COVID-19”, señaló la Alta Comisionada refiriéndose a las posibles restricciones de agua potable y el saneamiento en esos recintos.

Ante este escenario señaló que debe garantizarse el acceso a la atención médica, incluida la atención psicosocial a las víctimas del conflicto, tanto para las actuales como para “las afectadas durante los más de tres decenios del conflicto de Nagorno-Karabaj”.

 

 

 

 

Boletín de prensa de la ONU