Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll Cambios geográficos y CTE , la “nueva incertidumbre” de la SEGEY

Cambios geográficos y CTE , la “nueva incertidumbre” de la SEGEY

1074
0

 

Los Consejos Técnicos Escolar (CTE) son espacios de análisis de la situación académica de una institución educativa tendiente a encontrar, en el trabajo colegiado de sus miembros, las decisiones que ayuden a los directivos y docentes a mejorar los procesos educativos. Como cada año, en el CTE se establece un plan de mejora con los lineamientos, estrategias, responsabilidades y acuerdos que el colectivo docente intentarán desarrollar a lo largo del curso. Es por ello fundamental el diagnóstico y el planteamiento de todos los componentes para el desarrollo del plan a lo largo del curso.

Según el calendario surgido por la contingencia sanitaria el lunes inició el trabajo con los consejos técnicos y la capacitación para el inicio del próximo curso escolar. Sobre los primeros, se inició la instancia con los supervisores para que posteriormente se imparta a sus directores y se termine la difusión del cuaderno de trabajo con los maestros en cada centro escolar.

Los maestros reinician sus actividades el próximo lunes 27 con su reincorporación en los CTE y así ir tomando las decisiones de plan de trabajo. Como aún no nos encontramos en semáforo verde, el trabajo tendrá que ser a distancia, es decir, en línea por medio de videoconferencias y otros medios de comunicación a distancia. La importancia de ese trabajo, tal y como se ha afirmado anteriormente, representa una línea de trabajo que el colectivo docente deberá ir implementando a lo largo del curso, por lo cual la participación del docente en su elaboración es fundamental.

Sin embargo, hay una situación que causa mucho ruido y dudas en el colectivo de docentes de Yucatán. Resulta que apenas la semana pasada se efectuaron los cambios geográficos en los diferentes niveles educativos, lo que representa la movilidad de supervisores, directores y maestros de un centro a otro de trabajo. Según así lo ha determinado la SEP, la efectividad del cambio es hasta el 16 de agosto según lo que se manifiesta en la hoja de la nueva adscripción de los docentes que se han cambiado, por lo cual, los maestros tendrán que reportarse en las escuelas donde habían trabajado sin importar que ya no vayan a estar ahí para el próximo curso escolar.

¿Tendría entonces sentido efectuar el trabajo del Consejo Técnico Escolar en las escuelas donde hay cambios de maestros?

Existen voces en los “pasillos de las escuelas” que tienen dudas sobre este proceso de la SEP ante el acostumbrado silencio de las autoridades educativas que no anuncian a tiempo. De hecho, ya empezaron los trabajos de capacitación con supervisores los cuales algunos ya cambiaron o hay una nueva asignación en una zona, pero no será hasta el 16 de agosto, así se entiende por la orden de cambio, cuando el supervisor se reporte en una nueva zona de trabajo. Mientras tanto, ya se habrán tomado decisiones sobre los planes de mejora. ¿Suena congruente?

Se entiende que el trabajo del CTE, al ser el espacio del docente que participa en el análisis de la situación académica y como mejorar el proceso educativo, se espera un mayor compromiso de éste en las acciones que el mismo define.

Si no se toma la mejor decisión que implica ya hacer efectivos los cambios, se corre el riesgo que el trabajo del CTE no cumpla con esa función, no representar al colectivo de trabajo que finalmente tendrá que consolidarlo e implementarlo en un centro de trabajo.

Es necesario que ya se tome una decisión al respecto y se informe, por lo medios oficiales y adecuados, a los maestros que han cambiado que ya se reporten a sus nuevos centros de trabajo. Para que se inicie de manera pertinente y oportuna, con la flexibilidad a que nos obliga la contingencia sanitaria y por las decisiones de finalización y reinicio de labores que se tomaron hace poco tiempo.