Inicio Noticias Municipios Cimientos familiares, base del desarrollo de Yucatán: Liborio Vidal

Cimientos familiares, base del desarrollo de Yucatán: Liborio Vidal

5
COMPARTIR

Alcaldes, comisarios y líderes se reúnen en Sotuta con el empresario y político yucateco 

Sotuta, Yucatán, a 11 de octubre de 2017. “Los cimientos familiares son los cimientos del desarrollo de nuestro Yucatán”, dijo Liborio Vidal Aguilar en una reunión con más de 250 personas en Sotuta, donde habló de la importancia de preservar y garantizar que los valores realmente se están transmitiendo a las nuevas generaciones.

Destacó que la base de los yucatecos se encuentra en el seno familiar, donde los abuelos tienen un  papel fundamental en la educación de los niños, por lo que es necesario revalorar el papel que tienen en la sociedad actual.

Agregó que es importante garantizar que quienes viven en las comunidades, aún en las más lejanas tengan acceso garantizado a la salud, la educación, la vivienda, la alimentación adecuada y el respeto por el simple hecho de ser todos seres humanos.

En la tierra de Nachi Cocom se reunieron con Vidal Aguilar los presidentes municipales de Sotuta Homún, Cuzamá,  Sotuta, de Huhí, Sudzal, Hocabá, Yaxcabá, y de Tinum, más de 30 comisarios ejidales y más de 250 líderes y lideresas.

El político y empresario habló del riesgo de que el campo yucateco se quede abandonado y de que las familias se vayan desintegrando poco a poco, por lo que es importante contar con la certeza de que el trabajo de Rolando Zapata Bello tendrá continuidad.

“Somos testigos que el gobernador está apostando por la industrialización del campo, porque pronto se va a rebasar la meta de 300 km de caminos saca cosechas, porque hay 40 mil hectáreas de tierra que ya producen con base en la tecnificación, los insumos agrícolas y el apoyo que se brinda a nuestros campesinos, todo esto hay que mantenerlo e incrementarlo porque nuestras familias lo valen”, manifestó Vidal Aguilar.

Agregó que es importante que los jóvenes encuentren una motivación para acompañar a sus abuelos  y a sus padres a la milpa para mantener los conocimientos ancestrales que han surgido de siglos de trabajar en tierra yucateca.

“La única forma de demostrar a nuestra juventud que el campo es un buen lugar para crecer y desarrollarse es haciendo que el campo crezca, que haya más infraestructura, que deje de ser un lugar aislado para convertirse en un centro de producción conectado a la vida de todo Yucatán”, expresó.