Inicio Noticias Internacional Cómo logró la economía de China no contraerse pese a la pandemia...

Cómo logró la economía de China no contraerse pese a la pandemia de cara a 2021

338
0

Estímulos fiscales y monetarios impulsaron la inversión en infraestructura y bienes raíces en la economía del gigante asiático

 

NOTIPRESS.- Al comenzar la tercera semana de enero 2021, se dio a conocer un crecimiento de 2.3% en China durante 2020 convirtiéndose en la única gran economía en el mundo en reportar crecimiento. El control oportuno de la pandemia y los diferentes estímulos, tanto fiscales como monetarios, impulsaron la inversión y fueron clave para evitar una contracción en la economía del gigante asiático.

La potencia asiática logró una sorprendente recuperación después de la pandemia, basada en un gran plan de estímulos que impulsó la inversión en infraestructura por parte del gasto público. En este sentido, a finales de 2020, el Banco popular de China anunció su respaldo financiero en sectores clave y para los eslabones débiles de la economía.

De la misma manera, el gigante asiático logró reanudar la producción mucho antes que otros países y el crecimiento fue impulsado por la fuerte demanda de consumidores de diferentes países que requerían exportaciones chinas. En especial, los consumidores extranjeros fueron de equipos médicos y dispositivos para el trabajo desde casa. Por ende, las estadísticas comerciales positivas de la economía de la potencia no reflejan una recuperación de la demanda global de productos chinos, sino un giro de la producción hacia China como proveedor de último recurso.

Los estímulos fiscales y monetarios para respaldar la economía durante la pandemia han desembocado en un aumento de la deuda pública en China para 2021. En este sentido, durante una reunión en diciembre 2020 para establecer objetivos económicos para 2021, el Partido Comunista Chino, quien gobierna el país, señaló que los estímulos se retirarán gradualmente, evitando cualquier giro brusco que repercuta en la recuperación de la economía.

Durante 2021, el país asiático intentará consolidarse como potencia económica y tecnológica y, de esta forma, aumentar su independencia del exterior. Vale recalcar que China supone un mercado de cerca de mil 400 millones de personas por lo cual basar su modelo en el consumo interno puede generar cuantiosos ingresos. Diferentes proyecciones esperan que el Producto Interno Bruto (PIB) de China se expanda un 8.2% durante 2021 superando a sus pares mundiales.

Por lo tanto, las medidas eficaces para controlar la pandemia por Covid-19 han logrado que la potencia asiática sea la única gran economía en el mundo en no contraerse. Estos datos refuerzan la confianza en el modelo de Pekín, donde han logrado crecer pese a la pandemia. El destino de la recuperación económica en China durante 2021 dependerá de si China puede prevenir una propagación a gran escala de una nueva ola de la pandemia.