Inicio Noticias Belleza ¿Cómo tener el cabello siempre sano y radiante?

¿Cómo tener el cabello siempre sano y radiante?

231
0
Compartir

Es normal que con el paso del tiempo, así como por factores externos como el clima, la alimentación y el estrés al que estés sometido. De hecho, este último factor es el más determinante, ya que puede provocar incluso la caída masiva del cabello. Por eso, podemos encontrar algunos remedios y productos que nos ayudarán a tener siempre el cabello fuerte y sano, que es lo más importante.

Las vitaminas y nutrientes son fundamentales

Seguramente lo primero será tener en cuenta si tenemos el pelo largo o corto. Ya que si lo tenemos largo, lo más indicado para empezar a sanearlo, es cortar las puntas dañadas, para que así el cabello vaya saliendo nuevo. Seguramente esto te cueste trabajo, pero de vez en cuando es conveniente acudir a la peluquería para que nos corten todo lo que esté dañado. No olvidemos que al final el pelo crece y todo vuelve a emparejarse, es importante perder el miedo a la tijera.

En TusTratamientosParaElCabello.com podemos encontrar algunas sugerencias para el tratamiento en profundidad del pelo seco y dañado. De tal forma que consigamos que vuelva a lucir como antes, volviendo a recobrar su brillo y naturalidad. El cabello al final también refleja nuestro estado de salud, por lo que si no estamos al mejor nivel, veremos como nuestro pelo pierde fuerza y vitalidad.

Para paliar esto, es necesario llevar una alimentación adecuada, sobre todo en cuanto a proteínas y vitaminas se refiere, de hecho, tenemos algunas como la B5 que están directamente relacionadas con el cuero cabelludo. La vamos a encontrar en las legumbres y algunos cereales, para así recuperar todos los nutrientes necesarios para que nuestro pelo esté completamente saludable. Podemos hacerlo a través de complejos vitamínicos con zinc, hierro, ácido fólico y biotina.

Como podemos ver, nuestra alimentación va a marcar una clara diferencia en la salud capilar. Así como nuestros hábitos diarios, tratar de bajar los niveles de estrés y ansiedad conseguirán que deje de caerse el pelo, así como que sea quebradizo. No siempre es sencillo esto, pero podemos practicar deporte para liberar endorfinas y así conseguir disminuir el estrés en gran medida.

¿Qué tratamientos son ideales para tenerlo siempre bien?

Seguramente el elemento más utilizado y eficaz sean las mascarillas nutritivas, así como combinarlas con champús, sérums y ampollas. Es la mejor manera, y más directa, de alimentar al cabello. De esta forma, a través de masajes aplicaremos las mascarillas, dejándolas actuar durante un determinado tiempo. Normalmente están indicadas para aplicar una hidratación intensa de la raíz a las puntas, de ahí que sea el producto que más eficacia tiene.

Debemos acostumbrarnos a dedicar al menos un par de veces a la semana para aplicarnos con calma estos productos. Aprovechando la ducha podemos aplicar champús más específicos que contengan complejos activos para nutrir nuestro pelo. Incluso los sérums, son realmente ideales para lograr que nuestro pelo tenga un aspecto radiante, con volumen y naturalidad. Pero para eso deberemos dejarlo actuar durante cinco o diez minutos, por lo que deberemos encontrar un rato al menos una vez a la semana para aplicarlos con calma.

Ahora bien, aquí es conveniente aclarar que los productos deben ser de calidad, así como adaptados a nuestro tipo de pelo e indicados para lo qué nos ocurre. Aquí es necesario invertir dinero para conseguir los mejores resultados, además de para estar seguros de que lo que estamos usando es de calidad y no nos va a provocar efectos negativos.

Incluso encontraremos cosmética orgánica para que así no tenga ningún tipo de elemento químico que tan nocivo puede llegar a ser. Es recomendable que no abusemos de los secadores o planchas, porque al aplicar muy a menudo el calor directamente en el pelo, con el paso del tiempo se volverá quebradizo y tendrá el efecto quemado que tan desagradable puede llegar a ser. No sólo esto, sino que se volverá reseco, opaco y como si no tuviera vida.