Inicio Análisis político La neta del planeta Coparmex: provocador, mentiroso y convenenciero

Coparmex: provocador, mentiroso y convenenciero

833
0
alt

 

El activismo de Jorge Caamal está basado en la denostación y el ataque frontal al gobierno de Ivonne Ortega Pacheco. Pero a últimas fechas, ha calibrado la mira sobre Angélica Araujo Lara, la presidenta municipal de Mérida. Su estrategia, coincide con la del Diario de Yucatán, el periódico más importante para los opositores de las gobernantes, debido a su gran encono, intensificado luego de que éstas le quitaron el financiamiento publicitario que le significaron un monto cercano a los 20 millones de pesos mensuales. La alianza entre Coparmex y el Diario de Yucatán pues, es casi “natural”, cohesionada por fuertes intereses económicos.

Es evidente que los hechos violentos del 4 de julio pasado, le sirvieron a Jorge Caamal para tomar una bandera y con ello subirse al ring político. Sin embargo, el líder de la “resistencia” solo dice lo que le conviene.

En su desplegado en las páginas del periódico Reforma, Coparmex se dirige a la gobernadora y a la alcaldesa para condenar la violencia y recriminarles lo que según considera, fueron graves faltas. Condenó que la alcaldesa de Mérida no hay tomado en consideración a los especialistas, y fustigó a la gobernadora por no haber permitido que la policía “cuidara” a los manifestantes que se expresaban pacíficamente.

Coparmex sin embargo, en dicho desplegado no condenó la partidización del evento del 4 julio, omitió condenar el activismo protagónico de Beatriz Zavala Peniche que hizo encender los ánimos al introducirse ilegalmente a la obra cargada por políticos panistas; omitió condenar las provocaciones acompañadas de golpes arteros por parte de políticos del PAN, como Kirbey Herrera regidor de Mérida; omitió condenar los hechos violentos donde se relacionan a Rodolfo González Crespo presidente del PAN en Mérida; omitió condenar las agresiones verbales de políticos del PAN que en todo momento agredieron a los trabajadores de la empresa Procer. Omitió condenar la participación del Frente Cívico Familiar que de facto es, célula operativa del PAN financiada por el Diario de Yucatán y un grupo empresarial de Coparmex. Omitió condenar el agandallamiento del PAN al meterse a provocar la violencia exponiendo a la ciudadanía. Omitió condenar todo esto, porque su mira es política y su apuesta es la debacle de las gobernantes en comento.

Pero tan pobres argumentos están acabando con la tolerancia de la sociedad. Es claro y contundente que no les importa la gente, se muestran hipócritas y convenencieros. Buscan la raja política, y como vándalos electoreros le apuestan a la guerra sucia, a través de la mentira y la manipulación. Jorge Caamal, tal vez no sepa que en la política no hay amigos, y que para el Diario mientras sirvas te usa, pero cuando ya no sirvas … te tira al basurero. Jorge Caamal Burgos no es la Coparmex, pero la tiene a su servicio.