Inicio Noticias Internacional Covid-19 aceleró la transición energética limpia tras máximo histórico de emisiones

Covid-19 aceleró la transición energética limpia tras máximo histórico de emisiones

217
0
JUCHITÁN DE ZARAGOZA, OAXACA, 22ENERO2009.- La energía eólica es la energía obtenida del viento, o sea, la energía cinética generada por efecto de las corrientes de aire, y que es transformada en otras formas útiles para las actividades humanas. En la actualidad, la energía eólica es utilizada principalmente para producir energía eléctrica mediante aerogeneradores. Por lo que el gobierno federal ha emprendido una serie de proyectos de energía renovable como la Central de Energía Eólica Parques Ecológicos de México que se instaló en esta comunidad oaxaqueña. El Jefe del Ejecutivo señalo que estos proyectos permiten que no se distraigan recursos para la educación o la salud..“La energía renovable, la que no se acaba; un día se puede acabar, incluso, hasta el petróleo”, agregó. Además una vez que sean completadas las obras que se realizan en La Ventosa, sólo con el viento, sin quemar una sola gota de petróleo se va a generar casi tanta electricidad como la que se genera en Chiapas con las presas de Chicoasén, de Malpaso o de Peñitas y un costo por este tipo de molinos de 20 millones de pesos. FOTO: CARLOS SALINAS ENRIQUEZ/CUARTOSCURO.COM

Emisiones basadas en carbón llegaron a su máximo histórico en 2019

 

NOTIPRESS.- De acuerdo con el estudio New Energy Outlook 2020 realizado por BloombergNEF (BNEF), organización de análisis basada en tendencias de la industria digital y sostenibilidad energética, con acceso para el equipo de NotiPress, las emisiones basadas en carbón alcanzaron su nivel más alto posible en 2019, mismo que no podrá ser alcanzado nuevamente gracias a los ahorros generados durante la contingencia sanitaria por Covid-19, lo que ha acelerado la transición a energías limpias en el panorama de evolución en el sistema de energía global.

Según el más reciente estimado de BNEF sobre los cambios en el sistema global de energía para los próximos 30 años, realizado con una metodología de Escenario de Transición Económica, las emisiones generadas por uso de combustibles alcanzaron su punto más alto posible en 2019. Asimismo, gracias a la reducción de 8% en emisiones durante la pandemia, debido a restricciones de movilidad, a partir de 2027 las emisiones de carbón caerán con una tasa anual de 0.7%, sin la capacidad de alcanzar niveles como los vistos en 2019.

Frente a esta evolución en el sistema de energía global, BNEF afirmó que los próximos diez años serán cruciales para generar una respuesta basada en tres puntos: acelerar el desarrollo e implementación de energías eólicas y solares; aceptación y proliferación de vehículos y sistemas de calefacción basados en energías sostenibles; uso de combustibles que no emitan carbón.

A propósito de los sectores energéticos, en el contexto de las próximas medidas para generar energía eléctrica y reducir emisiones, BNEF informó que la energía solar y eólica formarán en conjunto el 56% de la energía eléctrica global en 2050; y junto con las baterías abarcarán el 80% de los 15.1 mil millones de dólares de inversión para los próximos 30 años.

Otras organizaciones y empresas han llegado a resultados similares en su observación sobre la cuestión energética y de emisiones. Tal es el caso de un equipo internacional de científicos a cargo de Zhu Liu, académico en la Universidad de TsinghuaChina, donde registraron 8.8% menos emisiones basadas en carbón durante el primer semestre de 2020, con respecto al mismo periodo de 2019.

Si bien esto representa un escenario favorable en materia de medio ambiente, las emisiones del sector energético continuarán con su repercusión sobre el calentamiento global, y aumentarán la temperatura hasta 3.3 grados centígrados para 2100, según indicó el BNEF. Principalmente por el crecimiento del gas como único combustible fósil, con un estimado de 0.5% hasta 2050, cuyo uso industrial se dividirá en 33% para edificios, y 23% en sectores industriales donde no existan sustitutos eficientes de bajas emisiones.