Inicio Noticias Ciencia y tecnología Cuáles fueron los problemas que llevaron al fracaso de Google Stadia

Cuáles fueron los problemas que llevaron al fracaso de Google Stadia

139
0

Stadia era la plataforma para jugar en línea títulos con calidad 4K nativo, utilizando Internet, un Chromecast y control

 

NOTIPRESS.- En dos años Google finalizó la plataforma streaming Stadia, para desarrollar videojuegos a gran escala y jugar en línea títulos con calidad 4K nativo, utilizando Internet, un Chromecast y control inalámbrico. Pero no todo pudo resultar de forma positiva y tuvo que despedir a más de 150 creadores de videojuegos, así como cancelar acuerdos comerciales con desarrolladoras. Algunos exempleados de Google explicaron los motivos por los cuales Stadia fracasó en la industria de los videojuegos.

Varios coinciden en que la empresa no supo gestionar los compromisos adquiridos además de tener una incapacidad para cumplir con los objetivos. Aunado a ello, la dificultad de contratar personal y los obstáculos con los equipos de seguridad interna de Google cuando intentaban acceder a la tecnología necesaria para crear videojuegos de gama alta.

Google intentó con Stadia, pero al ser nuevos en el campo del streaming de videojuegos y no ser una empresa 100% gaming, el proyecto no funcionó. Para los exempleados, el menospreciar el gusto de los gamers por una consola de nueva generación que pagar mensualmente salió muy caro para la empresa.

Cuando se lanzó, Stadia contaba con poco más de veinte títulos en su catálogo, la empresa de la gran G fue añadiendo paulatinamente más videojuegos, pero no fue suficiente. La oferta de esta plataforma era mucho menor en comparación con Xbox Game PassPlaystation Now e incluso GeForce Now de NVIDIA.

Adicionalmente, los precios para poder jugar los títulos más destacados en la plataforma de Google eran bastante elevados, incluso para otros usuarios en diferentes países. El costo por la versión de la membresía pro era de 129 dólares al mes, es decir, 2 mil 659 pesos mexicanos. Si bien era un precio bajo, las características de Stadia solo volvían más confuso su funcionamiento de la plataforma.

También, otro problema se derivó de las falsas promesas las cuales sostuvo Google por un tiempo. La compañía ofrecía el servicio de streaming a través de la nube, pero se enfrentó a la incapacidad de cumplir con lo prometido. Durante la conferencia donde fue anunciada Stadia, Google confirmó que jugar en su plataforma era más potente en comparación a jugar en una consola. Pero la realidad es que no podía siquiera desplegar un juego fluido en 4K a 60 fps, limitando los juegos y exhibiendo la inestabilidad de los fotogramas.

Hasta el momento el proyecto ha dejado de funcionar, Stadia pasará un tiempo guardado junto con otros proyectos que también han fracasado en la empresa. Tal vez en un futuro, Google Stadia pueda resurgir cuando la red 5G y el Wi-Fi 6 estén apuntalados y Stadia pueda aprovechar las bondades de las nuevas conexiones inalámbricas.