Inicio Análisis político Alejandro López Munguía ¿De cuál congruencia habla Beatriz Paredes, Senadora del PRI?

¿De cuál congruencia habla Beatriz Paredes, Senadora del PRI?

931
0

La congruencia de Beatriz Paredes Rangel.

El Pasado 1 de septiembre, la Senadora por el PRI, Beatriz Paredes Rangel, llamó poderosamente la atención de propios y extraños, cuando en medio de su discurso dirigido al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, le exigió “¡congruencia!”.

La palabra es poderosa. Realmente lo es, porque va más allá en el cumplimiento de un compromiso. Es algo supremo, no admite vacilación. La congruencia es la consecuencia del alto honor de ser íntegro, y ya sabemos lo que para AMLO significa la integridad.

Pero, ¿dónde estaba la Señora Beatriz Paredes cuando el Presidente Enrique Peña Nieto, del PRI, saboteaba al país?. Los mexicanos no recordamos que durante su mandato y en un foro público exigiera a su Jefe Político que fuera “¡congruente!”. Al menos desde la hermana república de Brasil donde fue embajadora no supimos de algún discurso en ese sentido. En el 2012, tras el triunfo de Peña Nieto, fue propuesta por éste para ocupar la embajada de México en Brasil; al terminar el nefasto sexenio del priísta, regresó para tomar posesión del cargo de Senadora, cargo al que llegó por vía plurinominal.

¿Acaso no se enteró de cómo Peña Nieto desgobernó al país?.

Hoy le pide al Presidente López Obrador que sea congruente y le critica todo con rigor. Pretende ser la cabecilla de un “frente opositor”, que según, va a enfrentarlo para evitarle a México una tragedia. ¡Qué tal!.

Los priístas corruptos le festejaron eso con vehemencia. Sin duda, sienten que van por el camino correcto, pero, no quieren darse cuenta que el descrédito los acompaña. Que su sello es la corrupción y la falta de memoria. Han caído en la deplorable condición de la desvergüenza. Dejan un país bañado en sangre, saqueado en sus arcas públicas, en medio de la impunidad que le dio fuerza a corruptos que se enriquecieron a manos llenas de forma inexplicable e ilícita.

¿De qué congruencia habla la Señora Paredes Rangel?. ¿De la que no pidió a Peña Nieto?, ¿de la que la que no hubo con los jóvenes desaparecidos de Ayotzinapa?, ¿de la que no hubo cuando se enteraron de los robos en los gobiernos de César Duarte, Roberto Borge, Javier Duarte?, ¿de la que no exigió contra Rosario Robles Berlanda cuando se operaba la Estafa Maestra en contra de los Mexicanos?. ¿Acaso pidió congruencia a la directiva nacional del PRI ahora que Alejandro Moreno se robó la elección a mansalva, sin vergüenza y al más puro estilo vulgar del tricolor de las viejas mañas?. ¿De cuál congruencia habla?.

Mejor guarde silencio Señora. Por favor. Deje que el país transite por la transformación y la reinvindicación de la decencia. Deje que los mexicanos surjan de entre sus bases para alzar su voz con franqueza. Los mexicanos ya no quieren escuchar a los voceros del pasado, ni a los mensajeros de la corrupción, menos a los representantes de la cúpula enquistada en el poder político para continuar medrando con el pueblo.