Inicio Análisis político Alejandro López Munguía ¡Descontón!.

¡Descontón!.

2504
0

¡Desconton!

I.- El Gobernador Mauricio Vila Dosal nos dio la noticia a los yucatecos que el Presidente López Obrador dispuso un recorte en el presupuesto 2019, de 3 mil 387 millones de pesos. Y digo López Obrador, porque en este país, no se hace nada sin la autorización del mandatario nacional.

II.- Sin duda es un “descontón” para los yucatecos. De cada peso que Yucatán dispone, 90 centavos provienen del gobierno federal, por eso el golpe a la economía yucateca será brutal. ¿Pero cómo fue esto si Vila ha sido un amable anfitrión del Presidente de México?. Uno pensaba que Vila estaba en el ánimo del Presidente López Obrador.

III.- ¿Cuánto daño causará a la economía yucateca este recorte de 3 mil 387 millones de pesos?. Creo que en este momento lo único que podemos hacer es imaginarnos el impacto, pues no poseemos la información certera. El Gobernador no abundó en el tema.

IV.- ¿Qué programas sociales se verán afectados?, ¿cuánta gente saldrá perjudicada?, ¿cómo se reactivará la economía de Yucatán ante tal recorte?. Hay que recordar que el dinero público que se invierte genera un círculo benéfico para la entidad, pues la gente tiene trabajo y hay dinero circulante.

V.- No se sabe cuál fue la postura del Gobernador Vila ante esta decisión de López Obrador. Ese punto no lo dieron a conocer en el boletín oficial tras la sesión del Consejo Consultivo para la Vigilancia del Presupuesto, donde el mandatario estatal abrió su corazón.

VI.- Sería bueno saber qué le dijo Vila Dosal al Presidente López Obrador. ¿Le reclamó?, ¿le planteó que ese recorte dañará la dinámica productiva del estado?, ¿le explicó que el crecimiento de Yucatán es uno de los más sustentables del país?. ¿Será que hubo intercambio de ideas entre ellos dos?. ¿O solo se quedó callado diciendo “sí señor”?.

VII.- Si a este recorte le sumamos la queja del Gobernador Vila, por el faltante de 1 mil 800 millones de pesos; más 2 mil 500 millones de pesos por contingencias resultantes de las auditorías en curso, más el quebranto del Isstey, la cosa se pone DRAMATICA.
VIII.- Es muy difícil entender la estrategia del Gobernador Vila. Decirle “sí” a todo lo que el Presidente López Obrador dispone, es confiar a ciegas. ¿Se debe confiar a ciegas?. Tatiana Clouthier nos ilustra. Siendo la mujer de todas las confianzas del Presidente, optó por ser legisladora para desde esa trinchera evaluar todo, incluso el oponerse a algunas disposiciones directas de López Obrador. La última ocasión se dio en plena discusión por la aprobación de la Guardia Nacional a la que ella se opone. AMLO la respeta y la aprecia más por ser auténtica y valiente.

IX.- Dicho recorte sentencia a Yucatán a vivir momentos de apremio. La iniciativa privada valorará el tomar decisiones económicas. Al continuar el despido masivo de trabajadores del servicio público estatal, y al haber inversión pública mermada, el circulante de efectivo podría ser un riesgo que afectaría el consumo interno y podría generar efectos negativos en las empresas privadas.

X.- La solución no está en el “ni modo, ya nos la dejaron ir”, sino en hacer lo que en política y en la legalidad corresponde. Si hay un faltante por 1 mil 900 millones hay que recuperarlos empezando por denunciar a los responsables, para recuperar lo desviado.

La neta del planeta.- Trabajar en armonía con el gobierno federal no significa obedecer a “pie juntillas” las órdenes del Presidente. Sino de alcanzar acuerdos legítimos planteando y proponiendo alternativas reales y viables. No por quedar bien con el Presidente, se va a lastimar el crecimiento y el desarrollo de la entidad. Hablarle con respeto al Presidente López Obrador es defender al pueblo yucateco, que eligió un Gobernador para que lo represente y lo defienda, hasta en circunstancias extremas. Es política, y ésta es de negociación, no de sumisión.