Inicio Noticias Nacionales Descube cómo calcular tu RFC online y gratis

Descube cómo calcular tu RFC online y gratis

442
0
Compartir

En la organización de los Estados y la consolidación de las diversas formas de gobierno y de constitución de la autoridad se vio en la necesidad de contar con alguna manera para obtener los recursos necesarios para poder solventar las finanzas. Un hecho muy claro, es que la función del gobierno se delimita a la satisfacción de las tareas de carácter público. No tiene, por lo tanto, el objetivo de un lucro o de generación de riqueza propia, tal y como lo haría un particular que monta una empresa o se dedica a una labor comercial.

Por tal motivo, se vio en el pago de los impuestos la mejor opción para que los ciudadanos contribuyan con recursos financieros que sostengan no solo el costo del gobierno y de todo lo que implica el ejercicio de tal función pública, sino también, que con los recursos obtenidos se pueda solventar necesidades generales de la población.

Desde un inicio, el impuesto se vio una fórmula mágica con el cual los monarcas, emperadores y reyes lograron obtener recursos para mantener sus cortes. Con la caída de los gobiernos absolutistas y monárquicos y el advenimiento de sistemas más representativos y democráticos, que constituyó la conformación del Estado moderno, las finanzas públicas fueron un elemento esencial para cumplir la función pública o el interés público de la autoridad.

En nuestro país, desde los pueblos autóctonos se estableció sistemas de pago de tributos ante la conquista y la dominación de un pueblo fuerte por encima de los débiles. Una situación que no cambio con la colonización por el pago por medio de recursos económicos a favor de la corona española. Después de la independencia, desde los primeros intentos de organizar los gobiernos en el naciente país de México, los presidentes, gobernadores y presidentes municipales vieron la obligación de organizar una hacienda pública que se destinará a la captación de los recursos económicos para las tareas de gobierno y satisfacción de las necesidades del pueblo.

Ahora, con el afianzamiento de la estructura administrativa federal que da la viabilidad al pacto nacional del Estado mexicano, hoy la tarea de la captación de los ingresos que se necesita recae en el Sistema de Administración Tributaria o mejor conocido como SAT.

Para que los mexicanos puedan cumplir con esta obligación constitucional de contribuir a las finanzas pública debe estar registrados en el padrón de contribuyentes en el SAT. Para la identificación en dicho patrón se requiere de generar un RFC que significa Registro Federal de Contribuyentes, un conjunto de números y letras que codifican los datos más importantes como el nombre, fecha de nacimiento y una homoclave que representan una identificación fiscal única para cada mexicano.

¿Cómo podemos nosotros saber nuestro RFC completo? Para calcular el RFC se necesita las dos primeras letras del nombre, los últimos dígitos del año, en dos dígitos el mes y para concluir con dos dígitos del día de nacimiento. Después de estos datos se les asigna una homoclave que igualmente tiene sus reglas para su asignación. Es importante destacar que no existe dos RFC iguales para personas distintas. Por lo cual, este RFC se convierte en un dato de suma importancia, de identificación y de las obligaciones fiscales que como mexicanos estamos obligados constitucionalmente a cumplir