Inicio Noticias Nacionales Diputadas y diputados fijan posicionamientos sobre las reformas para tipificar como delito...

Diputadas y diputados fijan posicionamientos sobre las reformas para tipificar como delito el odio racial

348
0

Participaron todos los grupos parlamentarios en sesión semipresencial

Señalan la necesidad de erradicar todo tipo de discriminación

 

En sesión semipresencial, diputadas y diputados de Morena, PAN, PRI, PT, MC, Encuentro Social, PRD y PVEM fijaron sus posicionamientos respecto del dictamen que reforma y adiciona diversas disposiciones del Código Penal Federal, para tipificar como delito el odio racial.

 

Reforma pone alto al odio y la intolerancia

 

La diputada Lorenia Iveth Valles Sampedro (Morena) mencionó que con esta reforma se pone un alto al odio, la intolerancia y a cualquier manifestación que presuponga la superioridad de una persona sobre otra, hacerlo significa que la igualdad no sólo es una noción política, sino una práctica cotidiana.

 

Agregó que el derecho de una persona no puede ser soslayado en una sociedad moderna, democrática, justa, solidaria, incluyente y que tiene en su centro de interés al ser humano, por lo que con este dictamen no sólo se cumple con las recomendaciones internacionales, sino con la sociedad para que nadie se quede atrás y nadie se quede fuera. “Es preciso erradicar el odio, la discriminación y la violencia”.

 

Se castigará de manera efectiva las acciones de discriminación

 

Por el PAN, el diputado Carlos Alberto Valenzuela González apuntó que esta reforma permitirá al Poder Judicial y a todo el Estado mexicano castigar de manera efectiva las acciones de discriminación racional con el objetivo de erradicar estas prácticas en el país. “Ya no queremos más lores y ladies”.

 

Añadió que, si bien castigar un delito no garantiza que esto desaparezca, sí permite construir los principios de convivencia pacífica y respeto mutuo, por lo que esta disposición debe estar acompañada de un respaldo institucional en la impartición de justicia, ante ello expresó que su voto sería a favor.

 

Fundamental para eliminar la discriminación racial

 

La diputada del PRI, Mariana Rodríguez Mier y Terán, dijo que la aprobación del dictamen es un paso fundamental para eliminar la discriminación racial; sin embargo, añadió que sigue pendiente el reto que implica un cambio cultural que nos permita a todas y todos los mexicanos llevarlo a la práctica.

 

Enfatizó que en estos tiempos tan complicados, se debe trabajar en conjunto para lograr superar los problemas y retos que hoy aquejan al país, por lo que esta reforma abona en este sentido a la unidad, por ello su grupo parlamentario votará a favor.

 

La sociedad sigue con actitudes de discriminación

 

Por el PT, la diputada María Roselia Jiménez Pérez refirió que el Estado mexicano ha firmado distintos tratados y convenciones internacionales en materia de derechos humanos, en donde México se compromete a combatir y erradicar todas las formas de discriminación; no obstante, en muchos aspectos de la vida nacional la sociedad continúa con actitudes de discriminación hacía los grupos vulnerables.

 

Precisó que su grupo parlamentario no está convencido que el derecho penal y la pena como tal debe ser la razón para desalentar conductas delictivas; apostamos más por la educación de la sociedad mexicana incluyente. Manifestó su apoyo a las reformas, las cuales tienen el propósito de establecer claramente la sanción punitiva a quienes practiquen o promuevan la superioridad o el odio racial.

 

Incitación al odio racial atenta contra la dignidad de las personas

 

Desde la plataforma digital, la diputada Fabiola Raquel Guadalupe Loya Hernández (MC) indicó que la discriminación racial y la incitación al odio atentan contra la dignidad de las personas. Con esta reforma se da cumplimiento a la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas Formas de Discriminación Racial.

 

Sin embargo, reconoció que aún falta un largo camino que recorrer para erradicar la discriminación racial, “la cual está muy arraigada en nuestra sociedad e impide que las y los mexicanos por su color de piel efectúen plenamente sus derechos humanos”. Se pronunció porque este dictamen también sirva para construir un país en el que se respete a todas y todos los mexicanos.

 

Se da un gran paso al tipificar el odio racial

 

También desde la plataforma digital, el diputado Ricardo De la Peña Marshall (Encuentro Social) aseguró que con el dictamen se dará un gran paso en la dirección correcta, al tipificar como delito el odio racial para sancionar penalmente a quien por cualquier medio difunda ideas basadas en la superioridad u odio racial.

 

Con las reformas, dijo, se cumple un mandato del máximo órgano jurisdiccional emitido en 2019. Expresó su convicción porque todos deben contribuir a la erradicación del racismo, del discurso de odio y los crímenes de odio, a fin de construir una sociedad más justa, inclusiva y que reconozca la pluralidad.

 

No se puede consentir el discurso de odio

 

La diputada del PRD, Mónica Bautista Rodríguez, precisó que el discurso de odio engloba todas aquellas expresiones peligrosas para la estabilidad del sistema democrático, entre las que se encuentran: ofensas, insultos y expresiones que discriminan a colectivos por condición de clase, género, color de piel, orientación sexual o etnia.

 

Como una sociedad democrática, comentó, “no podemos consentir que el discurso de odio permee los cimientos de la sociedad, provengan de dónde provengan; es nuestra responsabilidad atajar las conductas antisociales, cuyo origen mismo es el odio, para contribuir en la construcción de una humanidad más responsable, fraterna, comprometida con la paz y la solidaridad”.

 

El dictamen contempla la visión de un nuevo tipo penal

 

Zulma Espinoza Mata, diputada del PVEM, resaltó que los episodios más atroces y vergonzosos de la historia han comenzado a través de los discursos de odio, y afirmó que el dictamen considera la visión de un nuevo tipo penal para sancionar hasta con cuatro años de prisión a aquella persona o grupo de personas que promuevan el odio racial, partiendo de la superioridad de una raza sobre otra.

 

Se congratuló con estas reformas, porque el país se había retrasado en el cumplimiento de las obligaciones internacionales apegadas al principio de igualdad que exige a los Estados adoptar medidas especiales para eliminar las condiciones que causan, propician o continúan actos discriminatorios. “Decir que México está exento del odio racial, es negarse a reconocer no sólo la realidad actual, sino parte de la historia”.

 

Acabar con discursos de odio

 

Al hablar en pro, el diputado Marco Antonio Medina Pérez (Morena) expresó que el discurso de odio representa un peligro para los valores democráticos, y para la estabilidad y la paz social de los países, y el discurso de odio por razones de superioridad y discriminación racial, es el que más daño ha hecho a la humanidad. “Se debe tipificar el discurso de odio por razones de pertenencia étnica o nacional, lengua, género, sexo, preferencia sexual, identidad, edad, estado civil, entre otros”.

 

El diputado Eduardo Zarzosa Sánchez (PRI) consideró importante implantar acciones que tengan como objetivo prevenir, combatir y erradicar el odio social; en México, 20.2 por ciento de la población de 18 años y más, declaró haber sido discriminada por alguna característica o condición personal. “En México, a diario se encrespan voces que lo único que hacen es dividirnos, entre conservadores y no conservadores, entre chairos y fifís; eso también es un discurso de odio racial”.

 

Por el PT, la diputada Dionicia Vázquez García mencionó que es imperativo que se legisle en materia de odio racial o motivos racistas que se traducen en actos de violencia contra personas determinadas o grupos de personas. “Es vital establecer una prohibición absoluta de esas prácticas; aspiramos a la construcción de una sociedad justa e igualitaria, en donde mujeres y hombres tengan plenitud total para desarrollar su potencial”.

 

El diputado Rubén Cayetano García (Morena) señaló que el racismo promueve la desigualdad y evoca una supuesta supremacía mediante la anulación o menoscabo de los derechos de las personas. “Erradiquemos el odio racial que impide el progreso y desarrollo humano; construyamos juntos, desde este espacio legislativo, una sociedad justa e igualitaria con leyes claras” que sancionen esta conducta.

 

En tanto, el diputado Marco Antonio Adame Castillo (PAN), desde la plataforma digital, precisó que la defensa de los derechos humanos y el rechazo a toda forma de discriminación, “no es sólo una declaración, no debe ser una posición retórica, sino una posición política y un estilo de vida para rechazar juntos cualquier forma de discriminación”.

 

 

 

Boletín de prensa