Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Diputados del PRI y Morena atentan contra los yucatecos

Diputados del PRI y Morena atentan contra los yucatecos

2030
0

Los legisladores del PRI y de Morena optaron por condenar a los yucatecos a padecer la falta de oportunidades para salir de la crisis que vive por la Pandemia del Covid-19.

Al negarse a aprobar el préstamo por 1,728 millones de pesos, con los que el gobierno del estado pretendía impulsar la obra pública que generaría cerca de 30 mil empleos para los yucatecos, dichos legisladores le negaron la oportunidad de salir de la crisis.

Y es que, el dinero en los hogares ha empezado a escasear debido a la falta de empleo. La situación es grave debido a que las empresas han cerrado sus operaciones y se han visto obligados en su mayoría a despedir a sus trabajadores.

El sector más golpeado es el de las microempresas, que en porcentaje representan el motor de la economía y urge ser apoyado antes de que colapse.

El argumento de estos legisladores no resiste un análisis serio. Con respecto a los priistas, afirmaron que construir obra pública no es prioridad en estos momentos. No le dan valor a la necesidad que tiene la población de contar con un empleo. Para ellos la prioridad solo es la salud, dicen, pero olvidan que su partido, el PRI, heredó un sistema hospitalario colapsado en los tiempos en los que gobernó a los mexicanos y yucatecos.

Su limitada visión responde al miedo que tienen porque la aplicación de los 1,728 millones de pesos, según el planteamiento del ejecutivo, no tiene plazos de ejecución inmediatos, es decir, podrán ser aplicados incluso pasada la contingencia, lo que significa que el gobierno llegará al proceso electoral haciendo obra para los yucatecos. Pero eso es lógico, por su naturaleza, la recuperación de la economía es paulatina.

Los priístas mostraron con claridad su mezquindad democrática. No es verdad que busquen el beneficio de la población, no es verdad que les preocupe el grave apremio económico por el que están pasando las familias yucatecas y que se agudizará en los siguientes días.

A ellos les preocupa no estar en desventaja electoral, punto. En su concepción política, lo único que importa es que el gobierno del PAN no tenga millonarios recursos porque los aplicarán para ganar votos. Como si no pudieran como legisladores establecer reglas de operación precisas para garantizar la transparencia y el control necesario.

¡Ah pero que no hubiera sido en los tiempos de Rolando Zapata, amo y señor de todos ellos, porque sin chistar le hubieran aprobado lo que quisiera! “¿Qué le iban a cuestionar a “Rolo”?, si gracias a él son lo que son”.

Ninguno de los diputados priístas son dignos de ser considerados aliados de los ciudadanos. De hecho, se comportaron como enemigos de su bienestar. Al priorizar sus sucios escenarios políticos electorales por encima de la necesidad de la gente, dejan evidencia de su utilidad política. Para eso sirven, para dañar a los ciudadanos, lo han hecho antes y lo vuelven a hacer sin escrúpulos.

De los legisladores de Morena no podemos ahondar en el análisis, debido a que por su forma de actuar tan ordinaria, sin consciencia, casi por reacción, lo único que diré es que nuestra democracia es tan hermosa, que cualquiera puede ser diputado.