Inicio Noticias Internacional Donald Trump se mete en la protesta iraní y advierte que no...

Donald Trump se mete en la protesta iraní y advierte que no maten a los manifestantes

219
0

WASHINGTON.- Mientras Irán se encuentra sumergido en una convulsión interna, producto de las protestas por el derribo del avión ucraniano en el que murieron 176 personas, el presidente estadounidense, Donald Trump, se involucró en el conflicto iraní y advirtió al régimen que no toque a los manifestantes.

Trump utilizó su cuenta de Twitter para dejar un mensaje a las autoridades iraníes y respaldar a los manifestantes. “A los líderes de Irán: NO MATEN A SUS MANIFESTANTES. Miles ya han sido asesinados o encarcelados por ustedes y el mundo está mirando. Más importante aún, Estados Unidos está mirando. ¡Vuelvan a encender internet y deje que los periodistas deambulen gratis! ¡Detengan la matanza de su gran pueblo iraní!”, dijo el presidente en referencia a las manifestaciones de noviembre en Irán, que dejaron más de 300 muertos, según Amnistía Internacional.

Este no es el primer mensaje de apoyo a Irán que expresó Trump. El sábado publicó un tuit dirigido “al valiente pueblo de Irán”. “Estoy con ustedes desde que empecé mi presidencia, y mi administración continuará apoyándolos. Seguimos sus protestas de cerca y nos sentimos inspirados por su coraje”, escribió el mandatario, que también replicó ese mensaje en árabe.

La advertencia de Trump a las autoridades iraníes sucedió después de que el secretario de Defensa, Mark Esper, se mostrara abierto al diálogo con Teherán. “Estamos dispuestos a sentarnos y discutir sin condiciones previas una nueva vía, una serie de medidas que harán de Irán un país más normal”, dijo el jefe del Pentágono.

Las manifestaciones comenzaron el sábado, horas después de que el régimen iraní reconociera que derribó con un misil el avión ucraniano con 176 personas a bordo que cayó en Teherán el miércoles pasado. La policía disparó gases lacrimógenos contra cientos de manifestantes en la capital, la mayoría estudiantes, que protestaron por la tragedia aérea y reclamaron la renuncia del líder supremo, el ayatollah Ali Khamenei.

Los reclamos ocurrieron días después de que el país se encolumnara en reclamo de “venganza” tras el asesinato del general de la Guardia Revolucionaria Qassem Soleimani a manos de Estados Unidos.

Ayer las protestas continuaron. Algunos videos que circularon en las redes sociales mostraron disparos por parte de los agentes de seguridad.

Las fuerzas de seguridad iraníes se desplegaron en Teherán para prevenir protestas. Policías antimotines con ropa negra y cascos se congregaron en la Plaza de Vali-e Asr, en la Universidad de Teherán y otros lugares emblemáticos y otras ciudades del país, como en Mashhad, Rasht, Kashan, Sanandaj y Amol para anticipar protestas que habían sido convocadas horas antes, a la vez que miembros de la Guardia Revolucionaria patrullaron en motos la ciudad.

Afuera de dos universidades, donde se desarrollaban algunas protestas, las fuerzas de seguridad dispersaron a los manifestantes con gases lacrimógenos.

A causa de la indignación que generó el ocultamiento del ataque al avión por parte de las autoridades iraníes, cientos de estudiantes se reunieron ayer en la Universidad Shahid Beheshti para recordar a las víctimas y protestar contra el gobierno, después de que el sábado por la noche se realizara una vigilia en Teherán, que se convirtió en una protesta en la que cientos de personas corearon lemas contra los gobernantes del país, incluido Khamenei.

En medio de esas marchas, la policía detuvo brevemente al embajador británico ante Irán, Rob Macaire, que dijo haber acudido con intención de asistir a la vigilia y que no sabía que derivaría en una protesta. “Puedo confirmar que no estaba participando en ninguna manifestación!”, escribió Macaire en Twitter.

En este contexto, Khamenei pidió ayer que los países de la región refuercen sus vínculos para solucionar “la presencia corrupta de Estados Unidos y sus secuaces”.

Khamenei se reunió con el emir de Qatar, Tamim bin Hamad al-Zani, que se encontraba de visita en Teherán, y en un acto sostuvo que “la actual situación en la región requiere de un mayor refuerzo de las relaciones entre los países de la región y que no haya influencia extranjera”.

“Los países y naciones de la región no van a tolerar más esta intervención y dominación”, dijo Khamenei. Qatar alberga Al Udeid, la base militar norteamericana más grande de la región.




Fuente: Yahoo noticias