Inicio Análisis político Columnista MPV Ejercicio ético del servicio público

Ejercicio ético del servicio público

565
0

Por: M.D ADRIANA TREJO MARTÍNEZ

Ética es la rama de la filosofía que estudia la conducta humana,​​ lo correcto y lo incorrecto,​​ lo bueno y lo malo,​ la moral y el bien común; también es definida como el conjunto de costumbres y normas que dirigen o valoran el comportamiento humano en una comunidad.

En el caso de la ética orientada al servicio público, es importante primero definir quién es un servidor público y el perfil deseado a cubrir para que el ejercicio de sus funciones esté realizado con la debida ética y responsabilidad por sus acciones.

De ahí que se define al  Servidor Público como una persona orientada principalmente por el deseo de servir y atender las necesidades de los ciudadanos, poniendo a disposición de la nación o en su caso al estado sus capacidades, con el fin de contribuir al desarrollo de éste y anteponiendo los máximos fines de beneficio y atención a la población a cualquier propósito o interés personal, político o partidista.

Por ello cuando cualquier persona o subordinado del servidor público observe conductas inapropiadas de trato, de ilegalidad, de abuso de autoridad e incluso de aprovechamiento de recursos económicos de la dependencia para beneficio personal puede y debe denunciarlos. Ya que todo servidor público debe conducirse con una conducta apropiada en todos los aspectos representando el cargo que ostenta con dignidad y valores; eficiencia y buen trato a su personal.

Por lo tanto ser un servidor público ético implica entre otros puntos los siguientes:

  • ⦁ Desempeñar el cargo en el ámbito de sus funciones sin rebasarlas, con el conocimiento y la experiencia que se requiera.
  • ⦁ No ser corrupto (no aceptar un cargo para el que no está capacitado, no ejercer nepotismo, hacer desvío de cursos económicos, etc.)
  • ⦁ No denigrar, ofender, humillar o explotar a su equipo de trabajo.
  • ⦁ Conocer y cumplir con la normatividad vigente aplicable.
  • ⦁ No cometer ni sugerir ni imponer algún acto de ilegalidad que quebrante el derecho humano a la legalidad y seguridad jurídica.
  • ⦁ No violentar ningún derecho humano.

Cada estado de la república cuenta con su Ley de responsabilidades de los servidores públicos, normatividad que determina el perfil de los servidores públicos, sus obligaciones y responsabilidades por actos que contravengan su actuación ya sean leves o graves y por ende las sanciones correspondientes a cada caso.

En caso de que los servidores públicos no cumplan debidamente con sus funciones pueden ser sujetos a un proceso jurídico donde si procede la acusación de que se trate, por el voto de las dos terceras partes del total de los miembros del Congreso del Estado, el servidor público podrá ser destituido de su cargo.