Inicio Noticias Locales El alcalde Renán Barrera llama a la ciudadanía a seguir haciendo patria...

El alcalde Renán Barrera llama a la ciudadanía a seguir haciendo patria con la suma de esfuerzos para superar la crisis causada por la pandemia

158
0

En sesión solemne de Cabildo con motivo del aniversario número 210 del inicio de la Independencia de México, el alcalde Renán Barrera Concha hizo un llamado a las y los meridanos para seguir haciendo patria con la voluntad, el esfuerzo y la convicción que los caracteriza y que permitirá superar la crisis a causa de la pandemia del COVID-19.

—En esta fecha tan especial para todos los mexicanos el llamado es a continuar labrando juntos los cambios que requiere nuestra ciudad para ser una Mérida de 10 —dijo.

El Concejal remarcó que la grandeza de nuestra ciudad está en sus ciudadanos y que actualmente todos vivimos un tiempo difícil que reclama paciencia, comprensión, voluntad de cambio y sobre todo solidaridad.

Acompañado de representantes de los tres poderes de gobierno, integrantes del Cabildo meridano y ciudadanos que siguieron la transmisión virtual de la sesión, el Presidente Municipal agradeció la participación del orador huésped, abogado José Luis Vargas Aguilar.

En su mensaje, Barrera Concha recordó que además de conmemorar el inicio del movimiento de Independencia encabezado por el cura Miguel Hidalgo, el 15 de septiembre es también una fecha de gran significado para el Ayuntamiento de Mérida, ya que fue ese día, pero de 1821, cuando el cuerpo edilicio de esta ciudad y la diputación provincial declararon la independencia yucateca del absolutismo español.

—Precisamente la Mérida de 10 que queremos construir toma la herencia de su pasado y la convierte en su nuevo capital y patrimonio —añadió.

—Todos los seres humanos nacemos libres e iguales en dignidad y derechos y, dotados como estamos de razón y de conciencia, debemos usarla para comportarnos fraternalmente con los demás, como reza la Declaración universal de los derechos del hombre —agregó.

Apuntó que esta libertad es la fuente de los demás derechos y también de muchas responsabilidades que dan sentido a la libertad.

—Unidos podemos. Que nos guíen el entusiasmo y la convicción —expresó—; que nos aliente el futuro promisorio para nuestras niñas y niños, para nuestros adultos mayores sin familia o sin casa, que nos é alegría el esfuerzo, el latido de nuestro corazón que aún respira y comparte.

Señaló que vivimos un septiembre diferente, austero, con menos bullicio y un confinamiento obligado para no aumentar los riesgos de la salud.

Una epidemia mundial ha amenazado nuestra salud, nuestra economía y, desde luego nuestra normalidad pública acostumbrada a la fiesta popular, a la convivencia de todo el pueblo, puntualizó.

Manifestó que septiembre, que es el mes del grito, ahora lo es de las campanas y en cierto modo del silencio o de la alegría íntima, la que no se expresa en las calles y plazas.

También dijo que la libertad que hoy gozamos gracias a la lucha de los próceres debe estar siempre en función del bien común, ese conjunto de condiciones de la vida social que permiten encontrar a todos los miembros de una comunidad los medios necesarios para alcanzar juntos mejores niveles de desarrollo colectivo e individual.

—Más allá de concepciones egoístas e individualistas que resaltan la posibilidad de hacer lo que se quiera, o de entender la libertad como la decisión de mentir o decir verdad; de terminar con una vida o de cuidarla; de esclavizar o dominar, podemos pensar en otra que resalte el papel de la libertad individual en el contexto de una comunidad y del bien común— indicó.

En su intervención, el orador huésped subrayó la importancia de los Ayuntamientos en los hechos históricos que han formado la patria y también enfatizó el papel fundamental del Cabildo de Mérida en 1821, con la firma de la declaración de la independencia de la capitanía de Yucatán con respecto a España y que fue ejemplo de cómo hacer las cosas con base al diálogo y la diplomacia, sin necesidad de disparar un solo tiro.

Indicó que, en la construcción de un país mejor, los alcaldes, regidores y síndicos tienen un papel importante al ser los primeros representantes directos de la ciudad, pues de acuerdo con la historia fueron los ayuntamientos quienes en realidad salvaron al país durante la guerra de reconquista.

También destacó el papel de las mujeres en los hechos históricos que permitieron la libertad de México y mencionó a Leona Vicario, Josefa Ortiz de Domínguez, Gertrudis Bocanegra, Mariana Rodríguez del Toro de Lazarín, María Ignacia Rodríguez Velasco, entre otras.

En su mensaje, el alcalde Renán Barrera mencionó que la libertad y soberanía por la que lucharon nuestros próceres nos permite hoy hablar con las demás naciones del mundo con personalidad y decisión propia y también sostiene la libertad individual, que cumple un papel fundamental en el actual contexto de comunidad y bien común.

—Creo que la verdadera libertad del ciudadano implica un actuar bien en relación con uno mismo y con los demás miembros de la comunidad —abundó—. Nuestra libertad individual debe estar en función del bien común.

Subrayó que por eso, el Cabildo meridano ha lanzado la convocatoria de los diez desafíos de Mérida, que son el mismo tiempo los diez compromisos más responsables del ciudadano: fortalecer el bien común sobre las prioridades individuales; cuidar nuestra salud y en especial a de nuestros grupos vulnerables; transparentar aún más los recursos públicos que son de todas y todos; defender la economía local consumiendo productos propios; apoyar lo más que se pueda a los trabajadores de nuestra planta productiva; cuidar activamente el medioambiente y a todas las especies; luchar todos los días por la inclusión, la equidad y todos los derechos humanos; apoyarnos los unos a los otros; atrevernos a innovar con nuevas tecnologías manteniendo nuestra identidad regional y cultura, y, practicar el diálogo como base para la convivencia.

Agregó que cumplir a cabalidad estos desafíos implica reflexiones personales sobre nuestra vida actual y nuestras prioridades.

—Estos desafíos también reclaman del júbilo y la alegría de la libertad, la entereza y voluntad para salir de zonas de confort que antes teníamos para ubicarnos en una etapa de mayores esfuerzos —señaló.

Recordó que en septiembre pasado el pueblo entero de Mérida, Yucatán y México festejamos la independencia con actos multitudinarios, con fiestas populares, cenas, bebidas y música nacionalista, pero hoy es necesario hacerlo de otro modo para mantenernos vivos y construir poco a poco una nueva normalidad que no ponga en riesgo a nadie.

Como parte del acto protocolario se realizaron los honores correspondientes al lábaro patrio. La reseña con motivo del aniversario del inicio de la independencia estuvo a cargo del regidor Liborio Vidal Cañetas. La regidora Karla Salazar González presentó la trayectoria del orador huésped.

En la sesión estuvieron, de manera remota, la secretaria de gobierno María Fritz Sierra en representación del gobernador Mauricio Vila Dosal; Ricardo Ávila Heredia, presidente del Tribunal Superior de Justicia y del Poder de la Judicatura del Estado de Yucatán y el diputado Felipe Cervera Hernández, presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado.

Anterior a la sesión y como parte de las actividades conmemorativas de este día, autoridades municipales encabezadas por el Alcalde asistieron a la misa que se ofreció en la Catedral de San Ildefonso y que marcó la reanudación de los servicios religiosos que estaban suspendidos a causa de la pandemia.

 

 

 

Boletín de prensa