Inicio Noticias Internacional El ascenso de Kim Yo-jong, la hermana de Kim Jong-un que apunta...

El ascenso de Kim Yo-jong, la hermana de Kim Jong-un que apunta a ser su sucesora y amenaza a Corea del Sur

317
0

En los últimos meses los rumores sobre el estado de salud de Kim Jong-un, líder supremo de Corea del Norte han ido en aumento. Sus apariciones son escasas y cuando se producen el aparato propagandístico del régimen evita que haya suspicacias con una puesta en escena cuidada. Al mismo tiempo ha ido emergiendo una figura que cada vez tiene más voz dentro del férreo sistema político del país y que apunta a ser su sucesora: la de la hermana pequeña del dictador: Kim Yo-jong.

Durante años esta mujer, de la que ni siquiera se conoce su edad exacta (no se sabe a ciencia cierta si tiene 30 o 32 años), ha estado en un segundo plano dentro del régimen. De hecho popularmente se la conocía como ‘la princesa discreta’.

Sin embargo, en los últimos meses ha ido ganando protagonismo con numerosas apariciones públicas. Y muchas de ellas han tenido un objetivo claro: Corea del Sur, con un mensaje duro y amenazante.

Su auge dentro del régimen es tal que incluso el medio surcoreano Daily NK señala que Kim Yo-jong se ha convertido en miembro pleno del Politburó norcoreano, el máximo organismo del régimen. Tan solo otra mujer anteriormente (la tía del actual jefe del Estado, Kim Kyong-hui) había formado parte de esta institución.

Al igual que sus hermanos se educó en Berna (Suiza) y volvió al país para completar sus estudios en la universidad Kim Il-sung de Pyongyang. Durante años apenas apareció en público, aunque una de las excepciones fue en el funeral de su padre Kim Jong-il, a finales de 2011.

En 2014 comenzó su carrera política, siendo designada vicedirectora del departamento de Propaganda y Agitación del Partido de los Trabajadores. Desde ese momento, su importancia entre bambalinas fue creciendo y ha estado presente en algunos de los momentos más importantes del régimen a nivel internacional en los últimos años.

Acompañó a su hermano a las reuniones con Trump, que se produjeron entre 2018 y 2019 en Singapur y Vietnam y fue la representante del país en los Juegos Olímpicos de Invierno de 2018 que se celebraron en Corea del Sur, en la que fue la primera vez que un miembro de la dinastía visitaba al vecino desde que acabó la guerra en 1953.

Apariciones públicas que iban refrendando lo que se cocía en la sombra. Y no era otra cosa que una meteórica carrera política dentro del régimen traducida en varios cargos importantes: subdirectora del Comité Central del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte y responsable del Departamento de Frente Unido, que se encarga de gestionar las relaciones con Corea del Sur, además de miembro ahora del Politburó.

Fruto a esta proyección internacional hubo muchas voces que señalaron que Kim Yo-jong podía ser la nueva cara amable de un régimen más propenso a la apertura, tal y como mostraban las reuniones con Trump, pero nada más lejos de la realidad.

Enfrentamiento con Corea del Sur

En las últimas semanas la hermana del líder todopoderoso se ha encargado de mostrar un discurso duro y beligerante con el vecino. Fue ella precisamente la que alertó del corte de comunicaciones con los surcoreanos en junio, justo antes de que la oficina establecida en la frontera fuese explosionada. También ha sido ella la que se ha referido a Corea del Sur como “un perro asustado que ladra” o ha manifestado en el mismo tono que “la basura debe ser arrojada al basurero”.

 

 

 

 

FUENTE: Yahoo noticias