Inicio Noticias Nacionales El cine también sensibiliza a la sociedad y evita discriminación

El cine también sensibiliza a la sociedad y evita discriminación

370
0

En la Cámara de Diputados se exhibió la película japonesa Mameshiba, adaptación de una serie de televisión que evoca la superación personal

El objetivo es conmemorar el Día Internacional de las Personas de Edad y el Día Mundial de la Salud Mental

 

Con el propósito de sensibilizar a la sociedad, evitar la discriminación y respetar los derechos humanos, además de estrechar los lazos culturales y artísticos de México con Japón, en la Cámara de Diputados se exhibió la película Mameshiba, para conmemorar el Día Internacional de las Personas de Edad y el Día Mundial de la Salud Mental.

 

Elías Robles Andrade, director del Museo Legislativo “Sentimientos de la Nación”, planteó la relevancia de estas efemérides, a fin de sensibilizar a la población y naciones sobre los desafíos y necesidades que tienen las personas adultas mayores. Es una realidad: sufren desigualdad, abandono y prejuicios, tendencias que deben corregirse y atenderse.

 

En la actualidad, se calcula que en el ámbito mundial hay cerca de mil millones de personas mayores de 60 años y se estima que para 2030, habría 50 por ciento más, sobre todo en países en desarrollo que registrarán un acelerado crecimiento en este grupo poblacional. En 2018 se identificó más gente que rebasa los 65 años que menores de cinco.

 

Como parte del Programa Tardes de Cineclub, promovido por los centros de estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) y de Derecho e Investigaciones Parlamentarias (CEDIP), el Museo Legislativo “Sentimientos de la Nación” y la Fundación Japón en México, Robles Andrade afirmó la relevancia de evocar el Día Mundial de la Salud Mental para “visibilizar” a quienes padecen este tipo de trastornos.

 

Consideró como un reto la problemática de este sector porque sufre discriminación, prejuicios y se les encierra en clínicas sin una atención de calidad.

 

Explicó que las enfermedades mentales desencadenan el suicidio. En el ámbito mundial, cada 40 segundos una persona se priva de la vida; 800 mil al año y es la segunda causa de muerte en jóvenes de entre 15 y 29 años de edad.

 

Erick García, encargado del Programa Tardes de Cineclub del Museo Legislativo “Sentimientos de la Nación”, dio a conocer la ficha técnica de la cinta Mameshiba, como una adaptación cinematográfica de una serie de televisión difundida en Japón, dirigida por Toru Kamei, realizada en 2009 y exhibida en diversos festivales, donde ha sido reconocida por la conjunción de retos a que se enfrenta el personaje central.

 

En entrevista, Ikuko Kon, coordinadora de Cine y Administración de la Fundación Japón en México, resaltó la importancia de que Mameshiba se proyecte en la Cámara de Diputados con el objetivo de difundirla a más número de personas y se conozcan la cultura de Japón, a través de la cinematografía.

 

Afirmó que el cine es una opción efectiva para dar a conocer la vida cotidiana de los japoneses, cómo piensan y sienten, con lo que se “estrechan los vínculos entre México y Japón por medio del arte”.

 

Respecto de la cinta, explicó que el protagonista, Jiro, es un nini de 35 años, que no sale de su casa y está frente a su computadora la mayor parte del tiempo, porque tiene miedo e inseguridad de convivir con los demás, debido a que desde temprana edad se le enseñó a que el mundo exterior era riesgoso y peligroso para él.

 

“Estaba encerrado en su casa y en sí mismo, pero abrió su comunicación y expectativas para reencontrarse con su mamá (Mariko), que huyó de casa tras la muerte del padre (Yoshro)”, refirió.

 

Mameshiba describe el empoderamiento de Jiro a través del encuentro con Ichiro, un perro de dos meses, de la raza Shiba miniatura legítimo, una de las pocas especies de caninos antiguas que todavía existen en el mundo.

 

El protagonista emprende una travesía, dirigida por su madre, mediante mensajes que los hace llegar por correo, personas y en la bufanda roja, colocada alrededor del cuello del canino.

 

Todo confluye para que crezca Jiro, cuya educación la redirecciona su madre, al darse cuenta que ella y su esposo incurrieron en diversos errores en su crianza; sale de su hogar para infundirle seguridad y confianza. Se descubre a sí mismo, además de la amistad, amor y compromiso.

 

Esta cinta refresca y alienta esperanza en el alma al mostrar que cuando un ser humano se propone una meta la logra, se empodera y supera el miedo para continuar. Mameshiba es desafío, decisión, alegría y emoción para quien quiera verla.

 

 

 

Boletín de prensa