Inicio Noticias Internacional El Consejo de Seguridad mantiene por seis meses más el embargo de...

El Consejo de Seguridad mantiene por seis meses más el embargo de armas en la República Centroafricana

271
0

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas adoptó este viernes una resolución que extiende por seis meses, hasta el próximo 31 de julio, el embargo de armas en la República Centroafricana. El texto, promovido por Francia, obtuvo trece votos a favor y las abstenciones de Rusia y China.

Esta es la primera vez que se renuevan las sanciones después de que el Gobierno centroafricano y 14 grupos armados firmaran en Bangui un acuerdo de paz el 6 de febrero de 2019. Desde entonces han disminuido notablemente tanto los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad y los grupos irregulares como las violaciones de derechos humanos relacionadas con el conflicto; sin embargo, la implementación del acuerdo ha sido muy limitada y muchos civiles siguen viviendo en medio de la inseguridad mientras que los grupos armados transgreden las disposiciones de dicho acuerdo.

Los miembros del Consejo de Seguridad que apoyaron la resolución 2507 argumentaron que la situación en el país es vulnerable y que el embargo puede ayudar a estabilizar el entorno.

Las sanciones servirán para mejorar la seguridad y para presionar a las partes a implementar el acuerdo de paz, aseguraron los países que votaron a favor.

Afirmaron, además, que el embargo tiene el propósito de evitar que las armas caigan en manos de los grupos armados irregulares.

Solicitud centroafricana
El Gobierno de la República Centroafricana ha solicitado durante varios años al Consejo que levante el embargo a la adquisición de armas para su Ejército. Para atender esta petición, el órgano de seguridad enmendó el régimen de sanciones en septiembre pasado, permitiendo al Gobierno, previa notificación al Comité de sanciones del Consejo, la compra de suministros militares no letales, como los necesarios para la asistencia humanitaria o de protección a la población y las armas de bajo calibre (14,5mm máximo) que fueran para usarse en el proceso de reforma del sector de seguridad.

En esa ocasión, Rusia y China señalaron que la medida no era suficiente y que no reflejaba los deseos del Gobierno centroafricano, comprometiéndose a promover mayores cambios al régimen de sanciones.

La embajadora centroafricana indicó que el permiso para que su Gobierno adquiera vehículos militares es un avance, pero lamentó que no se escucharan las razones para pedir el fin del embargo, referentes todas a las actividades delictivas de los grupos armados irregulares.

Desacuerdo en el Consejo
El desacuerdo entre los integrantes del Consejo alargó las negociaciones durante la redacción de la nueva resolución y se mantuvo hasta la votación del borrador, con las abstenciones de Rusia y China, que consiguieron que las sanciones se prolongaran sólo seis meses y que se agregaran los vehículos militares a la lista de suministros permitidos para el Gobierno.

En su explicación del voto, los embajadores de ambos países destacaron que la resolución no refleja las necesidades del Gobierno del país afectado y si bien el embargo pudo ser beneficioso antes, hoy es un obstáculo para el rearme del ejército.

Contra la aseveración de quienes respaldaron la resolución de que las sanciones son para evitar que las armas cayeran en manos de grupos armados irregulares, Rusia y China sostuvieron que esas agrupaciones consiguen igualmente el armamento en el mercado negro sin ningún obstáculo.

Asimismo, subrayaron que las sanciones son sólo una herramienta y no un fin en sí mismo y que llega un momento en el que dejan de servir el propósito para el que fueron diseñadas porque las condiciones en el terreno cambian.

Boletín de prensa de la ONU