Inicio Noticias Medicina El coronavirus no es una pandemia y todavía puede frenarse

El coronavirus no es una pandemia y todavía puede frenarse

673
0

La Organización Mundial de la Salud considera que el coronavirus no es todavía una pandemia y puede detenerse su transmisión.

Los casos en todo el mundo ascienden a 20.630 confirmados. La mayoría de los contagios se siguen produciendo en China, con 20471 confirmados y donde ya han muerto al menos 425 personas. Otro enfermo falleció en Filipinas y las autoridades de Hong Kong han reportado una víctima mortal.

En el resto del mundo, 23 países han visto casos, aunque todavía no hay contagios confirmados ni en África ni en Latinoamérica.

Por eso, la OMS considera que no se puede hablar aún de una pandemia, el término que se utiliza cuando una nueva enfermedad se propaga por todo el mundo.

Sylvie Briand, directora del área de preparación para urgencias infecciosas de esa Organización, explicaba que aún se puede frenar la transmisión.  “Por supuesto es difícil, porque hay mucho movimiento de población y el virus se propaga rápido. No digo que sea fácil, pero lo estamos intentando y creemos que se puede hacer”, añadió. “Actualmente no estamos en una pandemia. Es una epidemia con múltiples focos e intentaremos frenar la transmisión en cada uno de esos focos”, precisó Briand.

En ese mismo mensaje insistió su director, el doctor Tedros, que recordó que el 99% de los casos de coronavirus están en China y el 97% de las muertes en la provincia de Hubei. “Esto es ante todo una emergencia para China”, dijo.

La estrategia consiste en detener el contagio para “no tener el escenario de un segundo Hubei”.

Una “epidemia de información” falsa
La Organización Mundial de la Salud ha ofrecido una rueda de prensa para disipar algunos rumores sobre el virus y evitar que se propague una peligrosa “epidemia de información” falsa por las redes sociales.
“Nos hemos dado cuenta de que esta ‘infodemia’ puede ser un obstáculo para una buena respuesta y minar la efectividad de las medidas”, dijo la experta.

Briand aclaró que el virus no se encuentra en el aire, sino que se transmite a través de gotitas de saliva o mucosidad que expulsamos al toser o estornudar. Por eso, lavarse bien las manos con agua y jabón sigue siendo la principal medida de precaución. También es recomendable estornudar en la parte interior del codo, no es las manos, o en un pañuelo de papel que después hay que tirar de inmediato.
El uso de mascarillas si no se acompaña de medidas de higiene no es eficaz, y la OMS recomienda usar los tapabocas solo si se presentan síntomas de problemas respiratorios (tos o estornudos), si se tienen sospechas de haber podido contraer el coronavirus o si se está cuidando de un enfermo.

Tampoco hay pruebas de que se contagie antes de que el enfermo desarrolle síntomas.Lo que ha ocurrido, explican, es que algunos pacientes que se creían asintomáticos, en realidad tenían síntomas leves cuando contagiaron a otros.

Además, la Organización no tiene pruebas de que el virus esté mutando. sino que es “bastante estable”.

Aunque no se sabe aún cuánto tiempo sobrevive el virus en una superficie, la OMS insiste en que es seguro recibir paquetes de China. “Por experiencias anteriores con otros coronavirus, sabemos que este tipo de virus no sobrevive mucho tiempo en objetos como cartas y paquetes”, señalan en su página web.

Otro rumor tiene que ver con los medicamentos que supuestamente pueden usarse para tratar el virus. Ha circulado información errónea de que podrían usarse antirretrovirales para el VIH, o tratamientos contra el ébola. “No hay evidencia de que ninguno de estos medicamentos realmente sea útil contra el coronavirus”, dijo la experta.

Para evitar que se siga extendiendo la información falsa, la OMS ha llegado a un acuerdo con el buscador Google. Cuando se busca la palabra “coronavirus”, los primeros resultados son de la página de la Organización. Facebook, TikTok y otras redes sociales también están tomando medidas para frenar la epidemia de noticias falsas.

¿Qué está haciendo la OMS?
La Organización Mundial de la Salud está intentando ofrecer información adaptada a los distintos sectores de la economía.

Este lunes, organizaron una teleconferencia con 50 grandes compañías de varios países para explicarles los mensajes y consejos correctos que deben hacer llegar a sus empleados para proteger su salud.
En los próximos días, la OMS hablarán con empresas de los sectores de la agroalimentación, de los viajes y el turismo, así como trabajadores de la salud.

Varias aerolíneas internacionales han cancelado sus viajes a China, total o parcialmente. Briand explicó que las tripulaciones de los aviones sienten que el riesgo infección es muy alto por el contacto cercano que tienen con los pasajeros.  Por ello la OMS “definirá con las aerolíneas recomendaciones específicas para que su personal se sienta protegido y puedan reanudar los vuelos a China”.
En cuanto a la respuesta a la enfermedad, la Organización sigue trabajando con China y el resto de la comunidad internacional:

•    Envío de 531.000 mascarillas, 350.000 pares de guantes, 40.000 respiradores y casi 18.000 trajes de aislamiento a 24 países
•    Entrega de 25.000 tests a más de 70 laboratorios de referencia en todo el mundo, para facilitar que se hagan más pruebas
•    Despliegue de un equipo de expertos internacionales para trabajar con los especialistas chinos
•    Convocatoria de una reunión de investigación global la semana que viene para identificar las prioridades de investigación, desde el origen del virus, al desarrollo de vacunas y tratamientos.

 Boletín de prensa de la ONU