Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll El frente ciudadano rezagado en la competencia electoral

El frente ciudadano rezagado en la competencia electoral

26
COMPARTIR

A unos días de cumplirse el plazo de 12 de diciembre para la inscripción de precandidaturas presidenciales el panorama del PRI y de Morena ya están definidos. Ambos, a la usanza de los partidos hegemónicos ya tiene a su “gallo” para contender en el proceso electoral. El PRI con toda su liturgia y el dedazo ha puesto en la carrera a José Antonio Meade. Por su parte MORENA ya tiene igualmente a su contendiente en la figura de Andrés Manuel López Obrador.

Hasta en el tema de los independientes parece que Jaime Rodríguez Calderón, alias “el Bronco” y Margarita Zavala están en la racha para conseguir la nominación para aparece en la boleta. Atrás están Armando Ríos Pitter, Pedro Ferriz de Con y la representante indígena María de Jesús Patricio.

Esto son los nombres que hoy empiezan a estar posicionados en la discusión política como aspirantes a las candidaturas y listos para la contienda electoral.

Sin embargo, en el Frente Ciudadano conformado por el PAN, PRD y Movimiento Ciudadano no hay nada definitivo todavía. Inclusive se menciona que hay grandes posibilidades de su desintegración. La elección del método del candidato trae muchos problemas, lo que evidencia que más que construir un verdadero bloque para contender contra el oficialismo, la intención real de la creación del Frente fue una estrategia política encabezada por Ricardo Anaya para hacerse de la candidatura.

Hasta cierto punto, la más que probable entrada de Meade a la contienda está barajeando de manera las cosas. Un no priista pero más vinculado al PAN atrae simpatías de los rebeldes en contra de la imposición autoritaria de Anaya.

El PRD tampoco se queda atrás. Un partido caracterizado por la siempre subdivisión de corrientes y grupos que se identifican como tribus están sorteando un camino sinuoso para llegar a los consensos que den vida al frente. Como sucede en Mérida donde la presidencia local del partido se opone a que el abanderado del frente sea el actual presidente de la alcaldía de Mérida Mauricio Vila Dosal. El rompimiento ya se dio en Guadalajara con Enrique Alfaro de Movimiento Ciudadano que no va por el frente, sino por la vía solitaria.

Así como van las cosas parece que la competencia electoral se va a determinar entre dos jugadores. Por un lado, José Antonio Meade, y por otro, Andrés Manuel López Obrador.

El Frente, sin duda, está rezagado.