Inicio Noticias Internacional El ‘Megxit’ se cobra su primera ‘víctima’

El ‘Megxit’ se cobra su primera ‘víctima’

309
0

El gran cambio de vida de los duques de Sussex no solo les ha afectado a ellos, a su hijo Archie y a la Familia Real. La pareja y su pequeño ya se encuentran viviendo en Vancouver y por eso no es extraño que su equipo de colaboradores también viva una gran transformación. De momento, el llamdo Megxit ya se ha cobrado su primera ‘víctima’. Natalie Campbell, que estaba al frente de su fundación benéfica Sussex Royal, ha abandonado su puesto. Con este, ya son nueve los colaboradores del príncipe Harry y Meghan que han dejado su oficina en el último año y medio.
Tan solo unos meses ha durado Campbell en el cargo junto a los Sussex que pasará a ser CEO de Belu, una empresa de agua embotellada con sede en el Reino Unido. Natalie trabajó muy de cerca con Meghan, especialmente en su libro de cocina Together y para ella, la realeza no le era del todo desconocida pues llegó a la oficina de Harry y Meghan después de haber trabajado con los duques de Cambridge en su fundación, funciones que dejó en agosto pasado. “Es un momento significativo en mi carrera el unirme a Belu en un momento tan emocionante”, dijo Natalie que añadió que “el mundo necesita más empresas que pongan el ambiente, los derechos humanos y las prácticas sostenibles entre sus valores centrales. No puedo esperar para empezar”. Queda en al aire conocer si este movimiento está relacionado con los futuros planes de los duques de Sussex o da un pista sobre lo que pasará con su futura fundación.
El pasado diciembre, Samantha Cohen, exdirectora de comunicación de los duques de Sussex dejó su puesto, solo un mes antes de que se produjera el Megxit, para unirse a la ONG Cool Eart, que vela por los ecosistemas y pretende frenar el calentamiento global. En los últimos 18 meses, Harry y Meghan han perdido a dos de sus niñeras, a un miembro de su equipo de seguridad y a varios trabajadores de su fundación. Algunos de esos puestos que han quedado vacantes ya ha sido cubiertos por diferentes perfiles como la antigua asistente del cantante Robin Williams hasta un hombre de confianza del propio Príncipe.
Este movimiento se suma a los recientes que se han producido en Frogmore Cottage, la residencia de los Sussex en Windsor. El personal de la casa está siendo reestructurado. Dos empleados fijos de la finca y un trabajador de la limpieza están realizando otras tareas y a algunos cocineros, sirvientes y lacayos se les ha informado que sus servicios ya no serán necesarios en el inmueble.

Fuente: Yahoo noticias