Inicio Análisis político La neta del planeta El PAN se alista para el 2012, sin líderes y sin rumbo...

El PAN se alista para el 2012, sin líderes y sin rumbo cierto

857
0
alt

 

Desde el perceptible cansancio de la militancia por no ver el final de tantos errores políticos, hasta llegar a la decepción social por la falta de resultados concretos en el gobierno de Felipe Calderón, el PAN enfrenta una severa crisis de funcionalidad que pasa por la ausencia de armonía y entendimiento dentro de sus filas a lo largo y ancho de la república mexicana. El PAN está severamente averiado de cara a la elección más importante del país. Es un cuerpo severamente dañado en su riñón, su hígado, su páncreas y su corazón. Pero no es un daño repentino, para nada, sino una enfermedad producida por excesos y abusos …

II.- Ya en el 2006, el PAN tuvo que echar mano de todo su “esplendor”, lo que lo llevo a ganar “a penitas” la presidencia de la república. Y parece que ese gran esfuerzo, los desgastó. Llegan al previo de la elección 2012, desgastados mental y físicamente. Enredados en medio de acusaciones serias y graves de corrupción (el caso Estela de Luz de la SEP, ISSSTE, Pemex, etc), de ineficiencia (caso Mexicana de aviación), de autoritarismo (caso Manuel Espino), de falta de competitividad electoral (derrotas en elecciones estatales), de guerra fallida contra el narco (Estados Unidos y analistas como Jorge Castañeda, Héctor Aguilar Camin, Rubén Valenzuela, Javier Sicilia, y más), de excesivo gastos en imagen, de contradicciones ideológicas que los han dejado mal ante la opinión pública como sus pretendidas alianzas con el PRD; de falta de empleo a pesar de que prometió ser el presidente del mismo; de preocupantes retrocesos en materia de apoyo al campo debido a la insensibilidad de sus funcionarios del ramo.

III.- La ausencia de acuerdos políticos ha sido el gran problema de nuestro país en el sexenio Calderonista, ausencia que ha lastimado seriamente el desarrollo de nuestro país. La molestia que un día sí y otro también genera el presidente dentro de la clase política ha irritado a todos. Su forma de gobernar tratando de aparentar ser amigable y en el fondo actuar como un verdadero operador político para su partido, ha dilapidado todo margen de maniobra. El presidente falló si llegó a pensar que los demás eran ingenuos. Sus alianzas oscuras con personajes del poder, como la maestra Elba Esther Gordillo, son la evidencia de que el hombre sabe cómo funcionan las cosas en México. Sin embargo, luego de las derrotas electorales en el Estado de México, Nayarit y Coahuila, movió sus fichas, y arremetió contra la maestra Gordillo, intenta “pegarla” a la pared, sacudirse los compromisos para al menos, jugar todas las canicas con el poder del presupuesto del gobierno federal.

IV.- Ninguna campaña política se gana con saliva. Está claro que el presidente impulsará una estrategia a partir del aparato de gobierno. Antes de resolver el asunto de quien será el candidato del PAN a la presidencia, Calderón pondrá al gobierno y su estructura (Sedesol, CDI, etc) a “punto”. No le queda de otra, pues solo de allí saldrán los grandes recursos económicos y políticos para movilizar a las “almas” que votarían por el PAN. El presidente está acusado por el PRI y por el PRD, y el PVEM de comportarse como jefe de su partido. Y ya no mencionamos la voz de AMLO porque las cosas se ponen de color rojo vivo.

V.-  Sin embargo, Manuel Espino pone las cosas en su justa dimensión: “Felipe Calderón no es el PAN, ni los calderonistas son el PAN”. Esto confirma que existe rebelión contra el presidente dentro del mismo partido blanquiazul. La misma candidatura de Josefina Vázquez Mota evidencia el hecho. Santiago Creel Miranda es otro frente que le complica todo a Calderón. Su postura no es de amigos, su apuesta es la revancha. El hoy senador con licencia sabe que tiene todo para estropearle al presidente su Plan y no le desagrada para nada el hecho de hacerlo “morder el polvo”. El 2005 no se olvida.

VII.- Yucatán no escapa a esta situación. Tan estropeado está el panismo yucateco que no existe visos de unidad. Expresiones, tan solo intentos por hacer un esfuerzo, pero muy tímido para encontrar un espacio de encuentro entre los grupos, pero nada más. Lujambio apoyado por Huacho Díaz Mena, Josefina Vázquez Mota por Beatriz Zavala y Ana Rosa Payán, Santiago Creel por Hugo Laviada. Todos jalando por su lado.

VIII.- El PAN después del 4 julio, empeoró su situación política. La misma sociedad le recrimina el hecho de haberse entrometido en un asunto que no el competía. Por su culpa, se dieron los hechos violentos. El PAN y su cúpula en Yucatán cometieron un error de cálculo, provocaron la violencia y no supieron manejarla. Entre los “cabecillas” hubo discrepancias, hasta en eso las hubieron. Nadie organizó nada, todos quisieron hacerla de Supermán, y fueron rebasados. Su falta de oficio complicó todo. Expusieron a la ciudadanía y ésta fue lastimada. Es verdad, hay que castigar a todos los responsables, pero también habrá que pedirle, exigirle al PAN, y a los “cabecillas” que pidan una disculpa pública a la sociedad por esa falta de responsabilidad al exponer a la ciudadanía.

IX.- No creo que los “cabecillas” ofrezcan sus disculpas a la sociedad, están convencidos de que “el PRI está muerto”, “el PRI y su gobernadora están acabados”, “el PRI y su alcaldesa bañaron de sangre la Ciudad”. Peroratas que no conmueven a la sociedad, solo al Frente Cívico Familiar que dice aún le duele “el alma”; aunque se duda que le duela solo eso. Junto con el Diario de Yucatán no dejan de quejarse, pero no logran congraciarse con la sociedad yucateca que los mira culpables por provocadores, o sea, causantes de la golpiza que les dieron “porros” que surgieron quien sabe de dónde. Si con esos motivo planean hacer su plataforma electoral rumbo al 2012, literalmente están condenados a perder otra vez la elección estatal, en Mérida y el Congreso.

X.- El PAN está urgido de líderes, verdaderos líderes que lo conduzcan y lo guíen en esta lucha rumbo al 2012. Pero me refiero a líderes, no “cabecillas”. Gente pensante, con oficio político, con talento, con sensatez, con visión, diestros en la articulación de estrategias, maestros en la tarea de consensuar, hombres o mujeres que sepan analizar partiendo de la autocrítica y la reflexión responsable, no fanáticos, no kamikazes, no guerrilleros, ni aprendices, ni ensayistas, ni ideólogos de temarios, ni practicantes de la carrera de ciencias políticas. El PAN necesita de esos hombres y mujeres, que lamentablemente están, pero no quieren participar … bueno, una, Ana Rosa Payán Cervera podría ser, podría ser.