Inicio Noticias Nacionales El pleno avala que en actas de nacimiento no se asentará el...

El pleno avala que en actas de nacimiento no se asentará el estado civil de los padres

564
0

El pleno de la Cámara de Diputados aprobó por unanimidad de 419 votos a favor, dictamen que reforma los artículos 62 y 63 del Código Civil Federal, a fin de que en las actas de nacimiento no se asentará el estado civil de los padres, salvo que así lo soliciten y con la finalidad de resguardar los derechos de la herencia.

El dictamen enviado al Senado de la República para sus efectos constitucionales, plantea que el marido no podrá desconocer al menor nacido dentro de los trescientos días siguientes a la disolución del matrimonio, a no ser que exista sentencia ejecutoria que declare que no es su hijo.

A su vez, el oficial del registro civil valorará en todo momento el interés superior del menor y exhortará a velar el reconocimiento de paternidad dentro y fuera del matrimonio y a quien tenga el derecho legítimo una vez decretado, el cual quedará reservado y no se publicará, salvo mandato judicial.

Al fundamentar el dictamen, la diputada Ma. del Pilar Ortega Martínez (PAN) apuntó que esta modificación normativa busca eliminar expresiones como la de hijo adulterino, que aún subsisten en la legislación y de esta manera permitir que una niña o niño pueda ser reconocido por su padre biológico, independientemente del estado civil de la madre.

“Llamarle a un niño o niña adulterino, o negarle el nombre de sus padres biológicos porque una norma lo prohíbe es una forma de infringir sus derechos humanos, reconocidos en la Constitución y en los tratados internacionales”, indicó la legisladora.

Subrayó que la modificación permite armonizar la ley con lo establecido en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y la Convención sobre los Derechos del Niño, relativo a respetar el derecho a la identidad, incluidos el del nombre y de las relaciones familiares.

En los posicionamientos, el diputado Rubén Cayetano García (Morena) señaló que en el Código Civil Federal hay conceptos que han perdido vigencia y no están adecuados a la realidad nacional, existiendo en ciertas ocasiones una cultura sectaria y discriminatoria, por lo cual deben ser eliminados. “Debemos erradicar normas que violenten los derechos de las y los mexicanos”.

Su correligionario, el diputado Luis Enrique Martínez Ventura se pronunció a favor de esta reforma, pues ya no importará si los padres mantienen entre sí un vínculo matrimonial y se salvaguarda el interés superior de la niñez. “Debemos superar los atavismos de la sociedad, en donde a los hijos nacidos fuera del matrimonio se les designaba como hijos naturales”.

Por el PAN, la diputada María del Rosario Guzmán Avilés destacó que el dictamen busca garantizar una vida digna a las niñas y a los niños eliminando las expresiones discriminatorias de la ley, así como certificar el derecho de los menores a contar con una identidad oficial y a conocer la de sus padres. “El Estado debe garantizar que esta población sea titular de derechos”.

La diputada Ximena Puente de la Mora (PRI) expuso que es obligación del Poder Legislativo asegurar que la normatividad refleje las condiciones actuales del siglo XXI eliminando cualquier tipo de discriminación hacia las y los niños. La reforma, dijo, atiende lo establecido en la Constitución y los tratados internacionales de los que México es parte. “El reconocimiento de una identidad digna no es decisión del padre sino un derecho del menor”.

Esmeralda de los Ángeles Moreno Medina, diputada del PES, subrayó que estas reformas permitirán que los menores crezcan con bienestar social y se dejen descalificativos que por décadas los han denigrado y los ponen en el centro de disputa de los cónyuges. “Se da certeza legal a la niñez desde su nacimiento; abogamos por el pleno desarrollo de este sector, ya que son el presente y futuro del país”.

La diputada Adriana Gabriela Medina Ortiz (MC) señaló que la intención de este dictamen es que los menores posean condiciones que protejan sus derechos y evitar expresiones denigrantes que atenten contra ellos y que el padre biológico tenga acceso a ejercer sus obligaciones.

La diputada perredista Mónica Bautista Rodríguez consideró que con este dictamen se termina con las complicaciones jurídicas y se cumple con el principio de igualdad entre mujeres y hombres; además, se garantiza el derecho a la identidad.

Por el PVEM, la diputada Leticia Mariana Gómez Ordaz, añadió que como legisladores tienen el deber de que las leyes protejan a la niñez ante actos que pongan en peligro su desarrollo físico, emocional, libertad e igualdad. “Este dictamen iguala la situación de los menores sin importar que nazcan fuera o dentro de un matrimonio, así como el reconocimiento del valor y dignidad de las personas.

Al hablar a favor, la diputada del PT María Roselia Jiménez Pérez expresó que la niñez merece respeto e igualdad en sus derechos. “Es un dictamen progresista y mucho ayuda a la protección de esta población. Todos debemos tener identidad y estas reformas deben servir de guía a los congresos locales”.

El diputado David Orihuela Nava (Morena) indicó que en México una de las causas de discriminación y exclusión social tiene cabida en la documentación oficial debido a los apelativos. A finales de 2014, más de 14 millones de mexicanos carecían de acta de nacimiento, y de ese universo, casi 4 millones eran niñas y niños. “Con esta reforma, se posibilita que el padre biológico cumpla con sus obligaciones”.

Su compañera de bancada, la diputada Martha Patricia Ramírez Lucero señaló que de acuerdo con la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, entre las causas por la que los padres no registran a sus hijos, está la negligencia, desavenencias entre ellos y estigmas sociales. “Hoy se garantiza el derecho a la identidad y el interés superior de la niñez, sin perjuicio de la relación que mantengan sus padres”.

 

Boletín de prensa