Inicio Noticias Medicina Enfermedades mentales que comparten síntomas con la esquizofrenia

Enfermedades mentales que comparten síntomas con la esquizofrenia

225
0

México, 17 May (Notimex).- Existen ciertas enfermedades generalizadas o neurológicas como las de tipo tiroideo, tumores cerebrales, trastornos convulsivos, la insuficiencia renal, reacciones tóxicas a los fármacos y deficiencias vitamínicas, que pueden producir síntomas similares a los de la esquizofrenia.
Los padecimientos mentales que comparten características con el trastorno esquizofrénico, de acuerdo con el Manual de Merck de Información Médica General, son los siguientes:
1. Trastorno psicótico breve: los síntomas son similares a los de la esquizofrenia, pero tienen una duración limitada de un día a un mes como máximo.
A menudo aparece en personas con trastornos de personalidad preexistente o en las que han experimentado un acontecimiento estresante significativo, como la pérdida de un ser querido.
Es importante mencionar que, los síntomas de la esquizofrenia se agrupan en tres categorías que son: síntomas positivos que incluyen delirios y alucinaciones, los síntomas negativos en el que las personas carecen de expresividad emocional, tienen poco interés por relacionarse socialmente y la desorganización que implica la existencia de trastornos del pensamiento y de comportamiento.
2. Trastorno esquizofreniforme: en este caso, la aparición de la sintomatología dura de uno a seis meses, tras este tiempo, puede remitirse o evolucionar hacia una enfermedad maniacodepresiva.
3. Trastorno esquizoafectivo: se caracteriza por la presencia de manía o depresión, alucinaciones, delirios, dificultad para comunicarse y hablar, se les describe como incoherentes, tienen conductas extrañas o inusuales, ataques de bipolaridad y problemas con el cuidado de la higiene personal.
4. Trastorno esquizotípico de la personalidad: aunque comparte algunos síntomas con la esquizofrenia, no son tan graves para cumplir con los criterios de psicosis.
Las personas tienden a presentar conductas de aislamiento, son tímidas y ligeramente suspicaces, incluso algunas desarrollan alteraciones del pensamiento.
Los pacientes deben llevar un tratamiento a base de fármacos antipsicóticos que disminuyan la gravedad de los síntomas y a su vez ayuden a prevenir la recurrencia de los episodios.