Inicio Noticias Municipios Entregan vehículo de traslado en Chikindzonot

Entregan vehículo de traslado en Chikindzonot

238
COMPARTIR

La salud de los yucatecos, prioridad para Liborio Vidal

Chikindzonot, Yucatán, a 17 de marzo de 2017. Chikindzonot ya cuenta con un vehículo de traslado que, en caso de emergencia,  permita que sus habitantes lleguen a Valladolid en una hora, y a Mérida, en tres horas, donde podrán tener la atención adecuada.

El presidente municipal Luis Kauil Cahum, el diputado federal Liborio Vidal Aguilar y el gobernador Rolando Zapata Bello unieron esfuerzos para adquirir el vehículo que representa un apoyo para las familias que más lo necesitan.

“Las emergencias médicas son las primeras que hay que atender, con la salud no se juega y tenemos que procurar que todos aquellos que viven situaciones difíciles, cuenten con algún tipo de apoyo para poder salir adelante”, dijo Vidal Aguilar.

Destacó que los tres órdenes de gobierno trabajan en coordinación para brindar herramientas a los yucatecos que signifiquen mejoras en diversas materias, comenzando con la de salud, pero también en áreas productivas y de generación de oportunidades laborales.

“No hay que darnos por vencidos. Cada día es una oportunidad para luchar por lo que queremos, hay que levantarse enfocados en ir un paso más hacia nuestras metas, mantenernos enfocados para alcanzar los objetivos”, señaló.

Posteriormente, Vidal Aguilar se trasladó a Temozón, donde donó un refrigerador al Centro de Atención Múltiple, para que los pequeños cuenten con alimentos frescos y en buenas condiciones, en particular en el inicio de la temporada de calor.

La presidenta del Consejo de Participación Social, Adriana Cahun Cen, agradeció el apoyo para la escuela porque los beneficios son para los niños, pero también para los profesores que pueden realizar un mejor trabajo y los padres que pueden estar tranquilos porque sus hijos tienen la atención adecuada.

El Amigo Libo celebró el gran trabajo que se ve reflejado en las buenas condiciones e imagen del edificio, pero también en el ánimo de los niños y la sonrisa que refleja el gusto con el que los profesores realizan su trabajo.