Inicio Noticias Internacional ¿Es este pueblo finlandés el más feliz del mundo?

¿Es este pueblo finlandés el más feliz del mundo?

300
0

KAUNIAINEN, Finlandia.- Jan Mattlin estaba teniendo lo que podría considerarse un mal día en Kauniainen. Había ido en su auto hasta la estación de tren y no había encontrado dónde estacionar. Algo molesto, llamó al periódico local para sugerir un pequeño artículo sobre la falta de lugares de estacionamiento. Para sorpresa de Mattlin, el editor puso el artículo en la primera plana.

“Tenemos muy pocos problemas aquí”, afirmó Mattlin, socio de una empresa de capital privado. “Tal vez no tenían más noticias disponibles”.

Así es la vida de ensueño en Kauniainen (que se pronuncia: “kaunieinen”), un pequeño y adinerado pueblo finlandés que bien podría proclamarse el lugar más feliz del planeta.

En abril, la Red de Soluciones para el Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas nombró a Finlandia el país más feliz del mundo, con base en los resultados de una encuesta que se llevó a cabo entre 156 naciones; una segunda encuesta encontró que los 9600 residentes de Kauniainen eran los más satisfechos de Finlandia, lo cual llevó al alcalde local, Christoffer Masar, a hacer la broma de que el suyo era el pueblo más feliz de la Tierra.

Algunos finlandeses se sorprendieron; otros incluso se desilusionaron.

En la conciencia mundial, el finlandés estereotípico es melancólico y más propenso al suicidio que la mayoría de las demás nacionalidades. Los finlandeses están hasta cierto punto convencidos de ese estereotipo: según un proverbio de este país, si un extraño te sonríe en la calle, está borracho, loco o es extranjero.

“Mi problema con la palabra ‘felicidad’ es que no sabemos a ciencia cierta cuál es su significado”, comentó el catedrático Frank Martela, quien investiga el bienestar en la Universidad de Helsinki, y creció a unos cuantos kilómetros de Kauniainen. “Podría significar estar satisfechos con la vida que tenemos o estar contentos todos los días. Es un poco ambiguo”.

Así que ¿realmente podemos medir la felicidad? Y, de ser así, ¿se puede afirmar que los finlandeses son los más felices?

Para tratar de contestar esas preguntas, parecía obligatorio un viaje a Kauniainen.

Las razones de la felicidad del pueblo no son evidentes al llegar.

Kauniainen, que se encuentra en las afueras de Helsinki, la capital finlandesa, es bonito, pero no sorprendente: se compone de una colección de casas de buen tamaño e independientes, esparcidas a lo largo de un bosque de abetos no muy denso, en torno a una plaza que no tiene nada de extraordinario.

En esta época del año, no amanece sino hasta pasadas las nueve de la mañana y para las 15.30 ya es de noche.

Pregunten a cualquier residente si está contento y obtendrán una respuesta mesurada, pero no eufórica.

“¿Qué es la felicidad?”, preguntó retóricamente Masar, el alcalde, durante una comida el mes pasado en el único restaurante del pueblo.

En Moms, el único bar del pueblo que abre hasta tarde, unos cuantos jugadores de fútbol mostraban una actitud irónica, pero sumisa, ya que aquella tarde estaban algo cabizbajos tras una derrota.

“Cuando perdemos”, dijo el inexpresivo Antti Raunemaa, ejecutivo de construcción, “solo nos contentamos luego de la segunda cerveza”.

La cantinera sugirió que hiciera otra escala para encontrar más sonrisas. “¿Qué tal el McDonald’s en Espoo?”, dijo Jenny Lindholm, haciendo un gesto que aludía al siguiente poblado. “En realidad no hay otro lugar”.

Fuente: Yahoo noticias