Inicio Análisis político Columnista MPV Escritura bendecida, terapéutica y con enfoque social

Escritura bendecida, terapéutica y con enfoque social

459
0

Antes de empezar de lleno con el tema que les compartiré el día de hoy, quiero realizar un servicio social-comunitario, a favor de la disminución de la ignorancia y el uso incorrecto de conceptos  ¿Qué es y qué no es una “cadena”, en términos de “envío por whatsapp”, red social o correo electrónico? Definición de Cadena:

“Una cadena de mensajes típica o una carta de cadena consiste en un mensaje que intenta inducir al receptor a realizar algún número de copias del mismo para luego pasarlos a más receptores nuevos. Un mensaje de cadena puede considerarse como un tipo de meme. Los métodos comúnmente utilizados en los mensajes de cadena incluyen historias emocionalmente manipuladoras, esquemas piramidales para asegurar la difusibilidad y la explotación de la superstición al amenazar al receptor con mala suerte o, incluso, violencia física si «rompe la cadena» o si rehúsa a adherirse a las condiciones impuestas en la carta”.

Diferenciando con exactitud: Si tus escritos, son reflexiones valiosas, inteligentes, no manejan una manipulación para “reenviarlo o tienes x años de mala suerte”, no inducen a un esquema piramidal, tranquilo, tu no envías “cadenas”, solo haces uso de tu derecho a la libre expresión y a nadie obligas a leerte, ¿o sí?… La gente ignorante, que desconoce la exactitud de los conceptos, errará. Pero, los humildes de corazón, que investigan antes de opinar, sabrán la diferencia y agradecerán tu valiosa iniciativa de mejorarles sus días, con esas palabras de aliento, que solo un corazón en la misma sintonía que el tuyo, comprende.

Gracias a Dios, y no a una “religión” (ignorancia en la definición de términos, también), pues Jesús es relación no religión, la respuesta es sencilla y ya la he planteado: ¿alguien les obliga a leerte? La respuesta es no. Y la solución es sencilla también: que no lo hagan, si después se van a estar “quejando”, sin razón por cierto, pues caerían en la total incongruencia. Gente negativa y juiciosa, no edifica, y ante ello: vaya bien… Además, si miles de personas, con un perfil positivo, inteligente y con valores, tremendos profesionales (los de verdad, con trayectorias no locales sino realmente internacionales), o no profesionales (valiosísimos también, pues su corazón y acciones valen oro), ya te lee y son amigos, así como te agradecen cada día el que te tomes el tiempo y dones parte de tu talento, para el mejoramiento de sus vidas a través de mensajes, ya tienes más que suficiente. Tú sigue compartiendo lo bueno, y si es la palabra de Dios, ¡qué mejor! Pues no hay mayor “sabio” que quien la sigue, no con dichos sino con hechos.

Espero que esta breve contribución educativa les sirva, y en mi caso, son bienvenidas todas sus reflexiones a mi whatsapp 9991-20-66-69, pues todas las leo, y precisamente, porque así es mi educación (que lamentablemente no todos tienen), siempre respondo, ya que todas las personas que me escriben son importantes para mí, y no responderles, dejándoles en “visto”, hablaría más de mi pobre educación, y falta de empatía, que de ellos. Hablando de la empatía, si me cuentan sus historias, como yo también he contado la mía, jamás les juzgaré pensando “pobrecito o pobrecita”, eso equivaldría a no sólo carecer de esta valiosa característica que nos hace humanos, sino a ser una ignorante y soberbia, pues la compasión solo podría ocurrírsele a quien falsamente se sienta “superior” a otro ser humano, con lo cual se engaña a sí mismo, y es en esencia muy distinta a la empatía genuina de quien se identifica con quien, compartiendo su historia, lo que vivió, sufrió, le lastimó, pero acompañándola de un mensaje de ánimo, esperanza y fortaleza, del tipo: ¡Sí se puede!, logran la verdadera comunión de almas, y en conjunto, la metamorfosis es mejor.

Por ejemplo, la historia de mi amado Jesús, no genera compasión, por más que sufrió, sino admiración, pues ¡venció! Y la victoria después de un duro proceso es lo que me hace recordarlo cada día como un campeón, y no como alguien sufrido o en perpetuo viacrucis. ¿Percibes la diferencia? Desde la concepción cristiana, los testimonios de vida se cuentan siempre, como parte de la cultura, para motivar a otros a salir de la oscuridad en la que se encuentran. No para generar “compasión”, sino como un acto de total y absoluta valentía, a la que los cobardes “compasivos” no se atreverían jamás pues viven guardando “apariencias” que solo ellos se creen, ya que perfecto solo uno: Dios, y nadie más. Así que una palabra de amor y esperanza de mi parte, siempre la tendrán, no así de juicio. Bienvenidos a mis redes sociales por siempre, los que caminen en la misma sintonía, me escriban diario, cada dos días, muchas veces al día, adelante, están en su total derecho, y además, a mí me gusta mucho leerles. Tengo miles de contactos como bien saben, y si los tengo, es mi responsabilidad, a la que nadie me obligó, yo así lo decidí, de contestarles y lo haré. Esa es Deya Álvarez Villajuana, hablo por mí y por nadie más.

Aclarado el punto anterior, me nace compartirles que esta semana y la pasada, han sido de mucha bendición para mi vida, y lo mismo espero para la tuya. ¿Te has puesto a reflexionar si eres de bendición para la vida de otros? Analízalo, y si aún no, “no como te gustaría” ¿Qué esperas para serlo? Si no es ahora ¿Cuándo? Te invito a ponerte de forma literal: manos a la obra. Escribe, simplemente exprésate, libre, sutil o fuertemente, como tú elijas, es tu derecho y si también es tu pasión, disfrútalo… A propósito, te comparto el resumen de “Mi semana bendecida”, y espero me cuentes también de la tuya, para gozarme contigo y dar gracias juntos a Dios, quien es el único que lo hace posible, pues ni una sola hoja se mueve si no es su voluntad…

Doy gracias a Dios por:

* Un día más de vida, en compañía de quienes más amo: mi familia.
* La entrevista que me realizaron en un programa televisivo llamado “Yo ciudadano” del canal Tu MONDO, donde compartí las labores que realizo y expresé como siempre lo haré, mis valores cristianos, traducidos en acciones concretas y en búsqueda del bien común.
Link alusivo: https://www.facebook.com/TuMondoChannel/videos/2167194950034351/UzpfSTEwMDAwMjU2ODEwMTM3NzoyMDAxMDE0MDQzMzI3NTEz/

* La expedición de mi carta promedio por parte de la Facultad de Psicología de la UADY, de donde soy egresada, justo al día siguiente de haberla solicitado, y en la cual consta mi excelencia académica, superando los 90 puntos de promedio en total. No saqué 100 en todas mis asignaturas, pues hubo factores familiares relacionados con la salud, que me impedían concentrarme al máximo, pero al final obtuve un Primer Lugar Nacional en el examen CENEVAL de egreso de la Licenciatura, EGEL-PSI, con sólo 7 reactivos erróneos en toda la prueba, y doy gracias a Dios por ello  🙂

* La felicitación del Director del Área Académica General de la Facultad de Derecho de la UNAM, modalidad en línea, Mtro. José Miguel Ruiz D’Aquino y mis distintos profesores, entre ellos, el Mtro. Mario Jorge Jiménez del Ángel, por mi trayectoria también de excelencia académica en la UNAM. Llevo 100 en la mayoría de mis asignaturas, lo cual no es nada sencillo, y habla no sólo de un don intelectual (así como otros “cantan bonito, danzan, corren, etc., yo: entiendo bonito y se me queda la información a la primera leída” jeje), sino de disciplina y responsabilidad, lo más valioso desde mi punto de vista. Sus palabras, me motivan aún más, y sus trayectorias de primer nivel, me hacen sentir orgullosamente UNAM. Este es el sitio web de uno de nuestros distinguidos profesores, para que se den una idea: www.miguelcarbonell.com ¡Abogado, Jurista de primer nivel! como todos mis Maestros. Mis respetos y total admiración para ellos.

* La bendición de tener excelentes amigos y amigas, que me aprecian de forma genuina, siendo recíproco, mismos que son parte de mis grupos: Líderes verdaderos y Bendecidas para bendecir.

* La posibilidad de escribir cada semana en mi blog: www.deyav.com/blog, con réplica en mis redes sociales, siendo mi página oficial: www.facebook.com/deyaalvarezvillajuana y de invitar a mis amigos a hacerlo también.

* El cariño y respaldo desde siempre de mis amigos de Mi Punto de Vista, excelente medio de comunicación, liderado por Alejandro López Munguía y su invaluable equipo, de primer nivel como él, como Enrique Vidales Ripoll, Alex Junior y Larissa, entre muchos otros, que me han abierto las puertas de su corazón para escribir con plena libertad sobre cualquier tema… y vaya que soy diversa en mis gustos, pues la vida misma tiene múltiples aristas, y ellos me han sabido no sólo respetar sino respaldar e impulsar a cada paso.

Todo ello y mucho más, solo Dios lo hace posible. Un solo GRACIAS se queda corto, la acción de gracias es cada día, a cada instante, por todo, lo bueno, lo malo y lo regular, pues siempre hay un propósito de bien, un aprendizaje escondido tras la aparente crisis que en realidad es una oportunidad encubierta. Seguimos caminando, bendecidos para bendecir. Nos leemos próximamente como siempre

MPOV. Deyanira Trinidad Álvarez Villajuana
Te invito a agregarme al whatsapp para recibir reflexiones cotidianas. Cel. 9991-20-66-69