Inicio Análisis político Columnista MPV Expectativas de género en las elecciones

Expectativas de género en las elecciones

14
COMPARTIR

“Yo diría que el machismo tanto en los hombres como en las mujeres, no es más que la usurpación del derecho ajeno. Así de simple” ¡caramba, qué alocución del Nobel de Literatura Gabriel García Márquez! en diálogo con Plinio A. Mendoza plasmado en su libro “El olor de la guayaba” así que me servirá ésta para dar contexto al tema de la equidad de género en su conceptualización dentro de la política.

Lo primero que viene a mi mente es la pregunta de: ¿por qué tiene que haber un encono tan marcado por la manifestación libre de hombres y mujeres para reafirmar sus derechos, específicamente los políticos? Es claro que la Democracia no ha sido justa con los derechos políticos de las mujeres, a pesar que  avanzamos aunque muchas veces a tropezones. Las razones son dignas de un estudio sociológico y antropológico, sin embargo no debemos esperar que todo acontezca de manera caótica y sin sustento, es menester que pongamos sobre la mesa la sensatez, la prudencia, el reconocimiento de la dignidad humana echando mano de la Filosofía. En política ya no basta y nunca ha sido suficiente la sola promulgación de ideas fuerza.

Es una realidad que las mujeres han decidido actuar y manifestarse para defender a ultranza lo que consideran como sus derechos, pero en ese andar, irónicamente no lo han hecho al unísono sino que algunas avanzan apresuradas dejando injustamente detrás a la mayoría. A veces pienso que así les conviene a algunos liderazgos femeninos y masculinos. Tal parece que su lucha es más aritmética y de porcentaje que en cuanto la valoración de la dignidad de la persona, convirtiendo sus expectativas en un mero cálculo reduccionista, como que uno es la mitad de dos. Sin embargo ese esfuerzo ha dado resultados en nuestra democracia, ya veremos cómo se comporta ésta, con las nuevas adiciones legales respecto a la paridad de género en las próximas elecciones.

A partir de aquí ya veremos a más mujeres, sin duda.

Al respecto, la Reforma constitucional del 2014 en materia político electoral en la que se reformaron, adicionaron y derogaron diversas disposiciones de 30 artículos de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (CPEUM), dando origen a nuevas leyes secundarias y modificaciones a las que aplican, resultó bastante amplia aunque poco  específica, al menos en el caso de la equidad de género que a mi parecer resulta muy tibia y más a manera de recomendación en lugar de ser un mandato bien “fundado”. Todo parece  indicar que se ha trabajado desde entonces en aprender y estudiar por parte de los responsables en los institutos políticos y de las autoridades electorales (nuestra autoridad local parece que va muy lenta en ello). Sin duda será una prueba que esperemos no sea “costosa” para los ciudadanos.

Así, en cuanto a la participación equilibrada de hombres y mujeres en los procesos electorales, “paridad de género”,  a partir de estas elecciones el Decreto con el cual se reforma la Constitución, en su artículo 234 establece claramente que las candidaturas a cargos de elección popular  para el legislativo, sean senadurías o diputaciones, tiene que ser en igualdad numérica de mujeres como de hombres, inverosílmente no se establece de la misma forma para los demás cargos de elección popular en ayuntamientos ni puestos ejecutivos unipersonales, es más ni lo contempla. Sin embargo la reforma a la constitución política del estado de Yucatán en su artículo 16 apartado ”a”, sí garantiza, aunque ambiguamente, pues no es especifico, la paridad de género para los cargos en ayuntamientos. El tema ahí está, veremos cómo se aplica en las próximas elecciones, que por su calidad de concurrentes, dada la gran envergadura del proceso en el 2018, resultará trascendente dicha consideración.

Será de pronóstico reservado tal responsabilidad no sólo para la autoridad electoral, los encargados de los partidos políticos y sus militantes sino también para los ciudadanos; no quiero ser pesimista pero veo en el horizonte una avalancha de impugnaciones ante las autoridades electorales. No se si estemos preparados para sobrellevar la tan ansiada paridad de género en nuestra democracia, los usos y costumbres en nuestras comunidades así como un ambiente aún hostil hacia las mujeres e incluso la posible violación de derechos constitucionales de terceros  afectados por anteponer la equidad de género, serán una amenaza. Es claro que aún tenemos camino que andar.

Por lo pronto como militante del Partido Acción Nacional, esperando ver más la participación de las mujeres, aunque independientemente de la cuestión de género, tengo la expectativa que en esta ocasión sea candidata y eminente alcaldesa la Lic. Cecilia Patrón Laviada, de méritos suficientes y probados para cumplir con la encomienda de gobernar a la muy noble y leal Ciudad de Mérida. Espero que la dirigencia del partido con los mecanismos elegidos para seleccionar a sus candidatos y en el mismo sentido que la Ley mandata, visualice con mucha responsabilidad y justicia esta oportunidad.

 

De remate:

Sin duda, es un tema fundamental el de la Reforma Político Electoral y valdrá la pena leerla para entender mucho de los procesos electorales que se avecinan.  Les dejo un vínculo en donde pueden consultar el Decreto a que dio origen tal reforma:

http://www.dof.gob.mx/avisos/2358/SG_230514_01/SG_230514_01.html

DEJA UNA RESPUESTA