Inicio Análisis político Alejandro López Munguía Felipe Cervera, un pleito que no es suyo.

Felipe Cervera, un pleito que no es suyo.

1640
0
Compartir

Cuando un ciudadano es acusado por algo indebido, no acude a declarar en su lugar la mamá, o el papá, o el hermano, o el primo, o el cuñado, o el vecino, o el compadre, no, acude por Ley, el aludido.

I.- Felipe Cervera se subió al escenario. Tomó tribuna pública y en sendas ruedas de prensa se puso de frente para criticar rudamente al Gobernador Mauricio Vila Dosal y a su administración por haber hecho público el faltante que dejó el gobierno de Rolando Zapata Bello por 1 mil 900 millones de pesos. Se centró en lo que él llamó una contradicción del propio mandatario, cuya administración en el último reporte trimestral hecho al Congreso del Estado, que incluye los dos últimos meses del gobierno de Rolando Zapata Bello y uno del Gobernador panista, estableció que encontraba la disposición del gasto público en línea con lo presupuestado para el ejercicio 2018. El argumento le ha servido a Felipe para abrir fuego intenso contra Vila Dosal.

II.- En política la percepción es realidad. En estas dos ruedas de prensa, Felipe se ha esmerado en su afán por mostrarse duro y crítico con Mauricio Vila, prácticamente le ha declarado la guerra. En la segunda declaración ante los medios, señaló que pareciera haber un propósito del gobierno panista por “desprestigiar” la buena imagen de la administración de Rolando Zapata Bello. En esta frase se centra el fondo de la férrea contra posición del líder de la fracción parlamentaria priísta en el Poder Legislativo Estatal y Presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política, contra la actual administración. Por lo visto a Felipe Cervera le motiva el defender el prestigio de Rolando Zapata.

III.- Como punto de alerta, en sus declaraciones a la prensa, Felipe reconoce la posibilidad que existe de que algún funcionario de la administración de Rolando Zapata pueda ser procesado legalmente. Esto sucedería si el gobierno de Vila, tras la revisión de la cuenta pública a la que está obligada, interpusiera una denuncia legal si encontrase violaciones a la Ley en flagrante daño al patrimonio de los yucatecos. Sin embargo, Felipe insiste en que hay una “incongruencia” entre lo que inicialmente reportaron con lo que después salieron a revelar. Para Felipe lo más sencillo sería que la administración de Vila saliera a reconocer que se equivocaron en sus declaraciones.

IV.- Pero la cosa no es sencilla. Felipe Cervera se ha metido en un pleito que no es  suyo. Este es un enfrentamiento entre dos: el ex Gobernador Rolando Zapata y el actual Gobernador, Mauricio Vila. Ambos tienen argumentos y lo lógico es que el “tiroteo” sea entre ellos. No hay razón política para que el ex Gobernador Rolando sea defendido por un Diputado, que al mismo tiempo es el Titular del Poder Legislativo. Técnicamente, Felipe está propiciando un enfrentamiento entre poderes, lo cual es grave, realmente grave.

V.- Felipe manifestó su preocupación porque considera que el Gobernador Mauricio Vila y su administración ponen en riesgo la armonía política con su acusación pública contra el Gobierno de Rolando Zapata. Pero en realidad, Felipe debe caer en la cuenta que es una acusación entre entes del Poder Ejecutivo. Al entrar al pleito, Felipe conduce al Poder Legislativo a un enfrentamiento con el Poder Ejecutivo, ya que en la rueda de prensa del día de ayer sábado, fue presentado como el Presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política y habló como tal, es decir, como el titular del Poder Legislativo. Si hubiera hablado en nombre de los legisladores priístas, tal vez otra sería la connotación de su participación en este pleito. Hubiera sido más efectivo si otro diputado hubiera hecho uso de la palabra.

VI.- A diferencia del Senador Jorge Carlos Ramírez Marín que fue muy conciliador, Felipe abrió fuego desde la primera rueda de prensa contra el actual Gobernador. Mencionó que tal vez el despido masivo le abrió un boquete a las finanzas, pero en la segunda, precisó que se enteró por las redes sociales que los despedidos no recibieron pago alguno. Evidentemente Felipe entró de lleno en un franco enfrentamiento con el actual gobierno.

VII.- El escenario político es realmente peligroso. Rolando Zapata debería salir a responderle a Mauricio Vila. Directamente. Es el aludido. Ni el Senador Ramírez Marín, ni Felipe Cervera deberían hacerlo. Es más, ningún legislador debería hacerlo. Porque no pueden conducir una defensa que no les corresponde. Cuando un ciudadano es acusado por algo indebido, no acude a declarar en su lugar la mamá, o el papá, o el hermano, o el primo, o el cuñado, o el vecino, o el compadre, no, acude por Ley, el aludido. Digo la cosa sí es sencilla. Entonces ¿por qué un Diputado tiene que defender a un ex Gobernador?, se supone que los legisladores no son empleados más que del pueblo y que entre poderes no hay sumisión.

VIII.- Tal vez si la defensa hubiera corrido a cargo de la dirigencia estatal del PRI o del nuevo delegado, el campechano, Salomon Azar, ex Gobernador de Campeche, el asunto tuviera otro cause. Pero lo que ayer vimos es realmente preocupante. Porque al pueblo le interesa la verdad. Y para ello, el aludido, o sea Rolando Zapata, es el único que puede responder a las dudas. No hay nadie más.

IX.- Lo grave es el riesgo, la credibilidad que está en juego. Para los priístas que fueron despedidos, el verdadero culpable no es quien los despidió, sino quien los vendió. Y la versión arraigada, es que el candidato del PRI, Mauricio Sahui, fue traicionado y apuñalado por la espalda, como parte de un acuerdo que llevó a Vila a la Gubernatura. Y siendo que el principal sospechoso es Rolando Zapata, el tema se agudiza. Sí, Rolando Zapata es para la comunidad priísta, el principal responsable de la derrota que hizo que el PAN se encumbrara.

X.- Rolando Zapata ha sido señalado por el gobierno actual. Y falta poco, pero muy poco para ver lo inevitable. Con la irrupción de Felipe Cervera, el asunto toma otro nivel. En la percepción social, hubo mucha corrupción en el gobierno de Rolando, el Diario de Yucatán no ha dejado de hacer crecer con sus investigaciones que operó una red de empresas fantasmas que beneficiaron a funcionarios del gobierno. Los priístas también tienen historias bastas y rebosantes que incrementan el rechazo hacia la administración rolandista. Todo eso podría afectar la imagen de buen político que ha forjado Felipe a lo largo de su ya sólida carrera político. Lo prudente, lo recomendable, es que el Poder Legislativo se haga a un lado y deje que las cosas transcurran dentro del marco legal. Esto no se va a resolver en el ámbito político, sino en el ámbito legal y a partir de allí, la política tendrá su propio sentido.

La neta del planeta. La política siempre lleva un costo. El futuro político de Felipe Cervera no puede depender del prestigio de Rolando Zapata, ni de otros políticos, sino de su propio legado, de lo que representa y de lo que significa. No es su papel defender lo pasado, aunque parezca ser presente. Puesto que el presente es la base para el futuro, su futuro está ligado al juicio de una sociedad que ya creció, que entiende muy bien lo que pasa y que no entrará al juego político para enrarecer el presente. Es un tema entre Rolando y Vila. Y en el que también juega un papel importante el próximo Presidente de México.