Inicio Noticias Internacional Frenaron el sabotaje que pretendió para impedir reforma energética

Frenaron el sabotaje que pretendió para impedir reforma energética

290
0
Compartir

La primera fase de la resistencia civil contra la reforma de Pemex fracasó ayer en el Senado, donde una mayoría aplastante votó a favor. De 119 legisladores en la sesión, 114 dijeron sí a las iniciativas, y sólo los senadores más leales a Andrés Manuel López Obrador votaron en contra.

La iniciativa, que fue turnada a la Cámara de Diputados para entrar al pleno y ser votada el martes, puede alcanzar una situación de mayor conflicto que en el Senado porque López Obrador cuenta con más respaldo de diputados perredistas.

En la sesión las senadoras Yeidckol Polevnsky y Rosario Ibarra encabezaron el intento de sabotaje a la sesión, escondiendo en la sede alterna del Senado a diputados del PRD que pretendían tomar la tribuna. Senadores perredistas introdujeron a sus correligionarios diputados ocultos en la cajuela de sus automóviles.

Un segundo cerco afuera del salón, encabezado por el propio secretario de Seguridad Pública federal, Genaro García Luna, apoyado por personal del Senado, frenó el acceso de los diputados.

La sesión estuvo a punto de ser suspendida por los senadores, quienes argumentaron que no había condiciones para iniciarla. La participación de García Luna, solicitada por el presidente del Senado, Gustavo Madero, permitió su realización.

Las senadoras Yeidckol e Ibarra encabezaron a un grupo de perredistas, entre diputados y trabajadores del Senado, que pretendían ingresar a la sede alterna provistos de cestos de basura metálicos con los que planeaban sabotear la sesión.

La figura más violenta fue la diputada Aleida Alavez, quien insultaba a sus compañeros de partido, acusándolos de traidores y se estrellaba de manera inexplicable contra las puertas de vidrio del salón.