Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll Hay cosas más trascendentales en Yucatán

Hay cosas más trascendentales en Yucatán

457
0




¿Hasta cuándo los medios de comunicación serán más
responsables y críticos con el manejo de información verdaderamente trascendental
para Yucatán?

Es la pregunta que me viene a la menta al observar lo que
hoy algunos medios ponen como encabezado: el antes y después de la operación de
nariz a la Gobernadora Ivonne Ortega Pacheco.

Como sabemos los yucatecos, la Titular del Ejecutivo tuvo
que ser intervenida quirúrgicamente por una afectación de sinusitis, que por
información proporcionada en su momento, es una afectación de salud no nueva
para ella. Con los cambios climáticos donde las mañanas y días se han
convertido más fríos que otras temporadas, además, del ritmo de trabajo, son
elementos que complican a cualquiera su condición, lo que originó la necesidad
de realizar la intervención médica.

Como cualquier otra persona convaleciente, el médico
recomienda un reposo que tuvo que ser efectivo en el domicilio de la
gobernadora, en su natal Dzemul, desde donde atendió, de acuerdo a su fortaleza
pero cuidando el estado de salud, los casos más apremiantes y necesarios para
el gobierno de Yucatán.

Los días pasaron, y aunque no se le vio en actos públicos,
lo que en hechos podemos constatar  es
que las autoridades, como “gobierno” nunca dejaron de actuar ni se paralizaron
las funciones sustantivas de gestión social y burocrática.

Pero ahora, que después de los días de reposo y descanso
necesarios, la Titular del Ejecutivo aparece, el “morbo” de algunos medios de
comunicación se ha centrado más en la condición física de la nariz que en
aspectos relevantes que sucedieron, y que están pasando, en la entidad.

No faltó durante este tiempo, que alguien afirmará que no
era por enfermedad, sino más bien por estética, los motivos de la cirugía. Algo
que fue totalmente desmentido por la imagen de Ivonne Ortega Pacheco que no
mostró un cambio significativo en dicha parte del organismo.

Y si así fuera ¿acaso no tendría todo el derecho, como
ciudadana y persona, a realizar los cambios que ella considerara necesarios
para ella misma?

Pero ya ven como se las “gastan” algunos medios donde solo
les importa señalar aspectos intrascendentes y superfluos a lo que
verdaderamente nos debe importar.

De hecho la reaparición de Ivonne Ortega se dio en el marco
del informe de la gestión de la su hermana, presidenta honoraria del DIF
Estatal (el cargo que ostentan las esposas de los gobernadores)  en el Centro de Convenciones Siglo  XXI.

¿Qué es lo que los medios informan de ese acto importante
para la ciudadanía por ser una de las instancias que más deben trabajar a favor
de la familia y la niñez en Yucatán?

Es muy fácil darnos cuenta como se desvirtúa la información
de lo trascendental a lo banal. Lo que debería ser más un motivo de discusión o
debate, hoy pasa a segundo plano al cuestionarse una decisión que solo le
compete y afecta a una persona, en contraparte, de lo que a miles de personas,
ejercicio del dinero público, gestión social, ayer se informó.