Inicio Noticias Locales “Huracanes devastadores que han dejado huella en Yucatán”

“Huracanes devastadores que han dejado huella en Yucatán”

34454
0
“Huracanes devastadores que han dejado huella en Yucatán"

 

“Huracanes devastadores que han dejado huella en Yucatán”

En Yucatán hemos visto de manera directa los huracanes, que ha dejado como resultado devastación, pobreza y desintegración familiar a causa de la muerte de algún ser querido.

Muchos recordarán que en el mes de Septiembre de 1988 a tan sólo dos días antes de que todos los mexicanos griten ¡Viva México! Tocaría tierra el “Huracán del Siglo veinte”, catalogado como uno de los más devastadores y mortíferos registrados en el océano atlántico, “Gilbert” o “Gilberto”.

Lo que comenzó como depresión tropical #12 de la temporada, cerca de las Islas de Barlovento tomó fuerza al volverse Tormenta Tropical hasta intensificarse y convertirse en huracán categoría “5”,  máxima en la escala de huracanes de Saffir-Simpson, arrasó con todo, cobró vidas inocentes de la furia de este meteoro (374 directos), derribando las sombrillas naturales, dejando sin hogar a muchas familias  y desgastando la economía en el sureste del país.

Estos fueron algunos daños que dejó en su paso por el Caribe para dirigirse al golfo de México que le llevó cerca de 9 días, en cuba lo conocen como “El Huracán Asesino” (fue el primer huracán en impactar directamente a Jamaica desde 1951).

En su paso por el Gran Caiman la intensificación de Gilberto continuó hasta alcanzar sus vientos máximos de 296 km/h. Esto lo colocó como el tercer huracán con vientos más intensos desde que se tiene registro, que ha sido superado solo por el huracán Camille con vientos de 324 km/h y el huracán Allen con vientos de 305 km/h.

Bajemos a la categoría número 3, fue la novena de doce tormentas denominadas y el segundo huracán de la temporada de huracanes en el Atlántico de 2002,”Isidoro”.

Alcanzó la categoría 3 en la EHSS, causó daños y algunos decesos en Jamaica, Cuba, México, y los Estados Unidos de América. Isidoro destaca por haber amenazado la costa norte del golfo de México como huracán de categoría 4, para luego tocarla como tormenta tropical moderada debido a un cambio en su ruta.

Durante el resto del día 21 de septiembre y parte del día 22, el huracán Isidoro mantuvo una trayectoria con rumbo hacia el Oeste, desplazándose lentamente en forma paralela a la costa Norte de la península de Yucatán, cubriendo con sus bandas nubosas la región Sureste de México.

Los huracanes cada vez son más devastadores y mas  intensos.

El 21 de octubre se convirtió en una fecha que nadie podrá olvidar, titulado con el nombre de “Wilma” por su categoría  “4” en EHSS, tocó tierra en la península de Yucatán como un poderoso huracán, con vientos por encima de las 250 mi./h.

La etapa más intensa fue cuando… El ojo del huracán pasó primero sobre la isla de Cozumel. Antes de tener su primer contacto “oficial” sobre la península cerca de Playa del Carmen, Quintana Roo. Algunas partes de la bella isla de Cozumel experimentaron la calma en el ojo de Wilma por varias horas, con cielos azules y algunos momentos soleados. Los daños en dicha isla fueron devastadores, lo mismo que toda la parte Norte del Estado de Quintana Roo. El ojo se movió lentamente hacia el norte, pasando justo al Este Noreste de Cancún.

La etapa más tensa… Diversas zonas de la península de Yucatán tuvieron ráfagas de vientos huracanados  por más de 70 horas consecutivas, debido a que un frente frío no permitía que “Wilma” avanzara.

De esta manera estuvo ‘estacionado’ sobre Cancún, causando destrucción de proporciones épicas, sobre todo en la zona hotelera, localizada justo frente a las playas. Hasta que finalmente, con un recorrido de 6 km/h lo cual prolongo el tiempo de este huracán dentro de Cancún.

Wilma comenzó a acelerar en las primeras horas del 23 de octubre, abandonando la península por su extremo noreste hasta internarse en el golfo de México ya como un huracán de categoría 2. De todos es sabido que el contacto con tierra debilita estos meteoros.

El impacto económico del huracán Wilma fue uno de los mayores en la historia de México, por detrás del Huracán Pauline, y provocó unas pérdidas de 7,5 billones de dólares. Su reconstrucción ha significado un costo económico y temporal desmesurado.

Después de un huracán hay decenas de carencias, las antenas de comunicaciones caen dejando parcialmente incomunicada a la población. El agua corriente tarda hasta tres días en volver a los hogares. La luz eléctrica es sustituida por linternas y velas durante varias semanas en algunos sectores. Las calles permanecen solitarias, inundadas durante varias jornadas lo que propicia la propagación de las enfermedades por medio del agua.

Y por si fuera poco, decenas de supermercados son desvalijados. Cuando los asaltantes roban productos de primera necesidad hasta artículos de lujo como televisiones de plasma, etcétera.

Las consecuencias son costosas y de un panorama tristes, después del paso de un huracán.