Inicio Análisis político La neta del planeta ¿Ante tanta delincuencia de qué sirve tanta democracia?

¿Ante tanta delincuencia de qué sirve tanta democracia?

317
0

 

Y aunque Sicilia exigió la renuncia del secretario de Seguridad Pública, el problema va más allá. Son más de 15 años los que se viene sufriendo por el incremento del poder de la delincuencia. Poder para delinquir con total impunidad, poder para infiltrarse en los cuerpos policiales, poder para comprar conciencias y voluntades, poder para matar, poder para pisotear derechos, poder para hacer lo que quieran con el país.

La marcha evidencia que nuestra democracia es tan débil cuando se trata de enfrentar los cañones de un rifle AK cuerno de chivo. Con tanta violencia, no hay democracia que valga.

Pero también es cierto que nuestras instituciones están muy débiles, sobre todo las de procuración de justicia. Ministerios públicos que prefieren ensañarse con los civiles que darle un verdadero escarmiento a los narcotraficantes, secuestradores y delincuentes de cuello blanco. La vulnerabilidad de nuestras instituciones es proporcional al grado de liderazgo que tiene nuestro gobierno ante una sociedad que cada día se siente más sola y desprotegida.

Es hora de cerrar filas, de que el gobierno se deshaga de los inservible, de los amiguismos, de los compromisos políticos y económicos para cortar por lo sano: limpiar las corporaciones policiales, pactar con los gobernadores, con los partidos políticos, dejar de entorpecer la politica pública con intereses partidistas como lo ha venido haciendo el presidente Felipe Calderón. Que se ha comportado más que como jefe de estado, como jefe de su partido.

El presidente es el principal responsable de la desconfianza que vive y atormenta a nuestro pueblo, pero es claro que los partidos políticos se llevan su porción de culpa. Nuestro sistema político está lastimando al pueblo al permitir que la violencia nos robe la paz.

Y es que, de qué sirve tanta democracia en la nación si el sistema no puede garantizar nuestros derechos como son la paz pública, certeza jurídica, derechos humanos … justicia

NO es verdad que vivimos en un Estado de Derecho … sobre todo cuando se trata de darle respuesta a preguntas del por qué el ejército está en las calles violando los derechos de la gente argumentando el combate al narcotráfico.

Los mexicanos estamos sin protección … jurídica y política, pero pues nos prestamos de ser demócratas.