Inicio Análisis político La neta del planeta ¿Beatriz a la gubernatura y Patricio a la alcaldía?

¿Beatriz a la gubernatura y Patricio a la alcaldía?

428
0
alt

 

II.- Si somos estrictamente justos, Beatriz Zavala se tendría bien ganada la postulación. Su trabajo hacia el interior del partido le permite una posición favorable para alcanzarla. Durante su campaña para la alcaldía de Mérida en el 2010, demostró que es capaz de mantener una votación que históricamente le ha hecho bien al PAN; que el PRI logró mover más almas –aunque el margen no fue los que se esperaba – es otra cosa. Estructura y recursos son lo que Beatriz Zavala no va a pepenar, o mejor por esas cosas no parará. Aunque también es cierto que sin la estructura de los demás difícilmente podrá hacer algo afuera de Mérida. Deberá pactar con Patricio Patrón el apoyo de los delegados federales. Porque aunque se salte esa estación, el boicot existirá.

III.- ¿Qué tendría que ofrecer Beatriz Zavala para que le permitan acceder  a la candidatura sin boicots totales?. Ya se habla de una posible postulación a la alcaldía de Mérida de Patricio Patrón Laviada y tal vez tendría ella que garantizar que no se disputarían nada, tarea más que difícil porque no se disputan posiciones, sino el poder. Y el punto álgido serán las definiciones sobre las diputaciones y alcaldías del interior del Estado. Nadie le quita a ella la idea de que es su tiempo y su momento. Patricio en contraparte no ha dejado escapar ni un solo momento ni espacio político para denostar y descalificar el trabajo de Magaly Cruz Nucamendi y de Rodolfo González Crespo en las dirigencias estatal y municipal respectivamente. Choque de trenes azules, fin de una era de “unidad”

IV.- Sofía Castro es una ficha en el tablero, que podría colarse si la militancia panista la adopta como la líder capaz de conducirlos a la lucha. Ya no digo al triunfo, que eso es harto complicado y no está al alcance del PAN en este momento. Se sabe que ha sido cobijada en lo político por el Diario de Yucatán, aunque ella misma está consciente de que ni eso le garantiza la obtención de su objetivo. Patricio Patrón la abanica pensando ya en la idea de proteger a Huacho Díaz Mena que abiertamente ha manifestado que prefiere ser senador. Sofía no cuenta con estructura suficiente para ir en pos de la candidatura, aunque tiene todo el talento para hacerle frente a Beatriz Zavala. Mujeres de temperamento, de posturas diferentes se enfrentan entre sí más por la ocasión que por la paridad en las posibilidades reales.

V.- Sofía Castro posee cualidades políticas que hacen ver bien a un político, aunque su grupo, el que fundó: Renovación, se quedó mocho. No pasó de ser un golpe mediático y que no sirvió de mucho para romper con las inercias del Patricismo. De hecho nació para vencer a esa corriente y luego al parecer, terminó doblegado ante el ex gobernador. No queda mucho de Renovación según el concepto con el que fue creado. Hoy tristemente se presume que el regidor Kirbey Herrera es uno de sus máximos exponentes en la política de Mérida, y digo tristemente porque este personaje ha sido muy cuestionado por la clase política panista. En fin, Sofía hoy dispone de una plataforma que le significa ser delegada de una dependencia federal, pero eso no le alcanza para llegarle a la ciudadanía. Sin embargo, en el PAN podría pasar que Patricio se imponga a Beatriz Zavala y Sofía termine siendo la candidata a la gubernatura del Estado.

VI.-  En el PAN no están en colectivo. No les importa, se caen tan mal entre sí, que todos se sienten los salvadores. Esto es resultado de la grave crisis que vive dicho partido. No hay unidad, y no la habrá porque no hay voluntad de compartir, y tampoco el oficio para convivir. Existe soberbia abundante y mucho encono, heridas abiertas imposibles de sanar. Insultos y agravios que nadie puede olvidar. Es el poder, es el erario, es la supremacía “Patrón” la que se impone y muchos no están de acuerdo en seguir soportando. Así está el PAN y no hay ser humano en Yucatán que cambie la perspectiva. No hay salvadores, ni siquiera Vitellis. Es la lucha entre grandes y pequeños por el gran pastel: la elección del 2012.