Inicio Noticias Internacional Inician consultas en USA para renegociar el Tratado de Libre Comercio

Inician consultas en USA para renegociar el Tratado de Libre Comercio

247
COMPARTIR

El gobierno del presidente Donald Trump se encaminaba el jueves a cumplir una promesa de campaña al anunciar que renegociará el tratado de libre comercio con México y Canadá.
El representante comercial estadounidense, Robert Lighthizer, envió una carta a los líderes legislativos para iniciar 90 días de consultas sobre cómo modificar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Tlcan o Nafta, por sus siglas en inglés). Después de esos 90 días podrán comenzar las negociaciones con Canadá y México. 
Tanto México como Canadá respondieron favorablemente a la iniciativa. 
El presidente de México, Enrique Peña Nieto, dijo que su país confía en alcanzar un “buen acuerdo” con la renegociación del Tlcan. 
Peña Nieto indicó que existen oportunidades para aprovechar los cambios desde que se implementó el Tlcan hace más de 20 años, en materia tecnológica y de comercio electrónico. 
“Creo que hoy tenemos una gran ventana de oportunidad, de poner al día este Acuerdo de Libre Comercio”, subrayó y mencionó que el objetivo es que “los tres socios sean ganadores, a partir del acuerdo que estemos celebrando”. 
La canciller canadiense, Chrystia Freeland, dijo que la renegociación “nos ofrece una oportunidad para determinar la mejor manera de alinear el Tlcan con las nuevas realidades, e integrar enfoques progresistas, libres y justos al comercio y la inversión”.
Sostuvo que el pacto tiene “una trayectoria de crecimiento económico y creación de empleos tanto en Canadá como en toda Norteamérica”. 
La carta de Lighthizer no da detalles sobre los cambios que desea Washington en el acuerdo. El funcionario dijo a la prensa que el pacto, firmado 23 años atrás, necesita proteger mejor a los obreros estadounidenses y reflejar la vigencia de nuevas tecnologías. 
Como candidato, Trump calificó al pacto de “un desastre”. El mes pasado voceros de la Casa Blanca indicaron que el mandatario se disponía a abandonar el acuerdo pero el mismo Trump se retractó poco después, afirmando que quería primero tratar de lograr un mejor acuerdo. 
"Vamos a darle a la renegociación una buena oportunidad”, dijo Lighthizer. Indicó que el pacto, firmado 23 años atrás, necesita proteger mejor a los obreros estadounidenses y reflejar la vigencia de nuevas tecnologías. 
El acuerdo ha impulsado enormemente el intercambio comercial entre los tres países. Los agricultores estadounidenses se han beneficiado ampliamente de la eliminación de barreras arancelarias. Pero también hizo que muchas plantas estadounidenses mudaran sus fábricas a México, donde la mano de obra es más barata; es por eso que muchos críticos acusan al Tlcan de perjudicar a los trabajadores en Estados Unidos. 
"Desde que se firmó el Tlcan, hemos visto cómo nuestro sector manufacturero ha quedado diezmado, nuestras fábricas han cerrado, nuestros trabajadores se han quedado sin empleo", dijo en un comunicado el secretario de Comercio Wilbur Ross. "El presidente Trump corregirá esto”. 
En marzo, el gobierno circuló una carta de ocho páginas sobre el Tlcan que decepcionó a muchos críticos, ya que dejaba prácticamente sin cambios al acuerdo. 
La carta del jueves tenía menos detalles. Lori Wallach, directora del grupo Public Citizen’s Global Trade Watch, la calificó como "notablemente vaga". Nancy Pelosi, líder demócrata en la Cámara de Representantes, se quejó de que la "vaga carta sobre el Tlcan del presidente es un contraste extremo con las agresivas promesas que hizo durante la campaña a las familias trabajadoras". 
Sin embargo, los líderes republicanos del Congreso prometieron trabajar con el gobierno para redactar un mejor acuerdo. 
"Esperamos con gran expectación trabajar con el gobierno para fortalecer el acuerdo sin que contenga parches y para asegurarnos de mantener los beneficios actuales para los trabajadores, agricultores y empresas estadounidenses", dijo el legislador republicano Kevin Brady, presidente de la Comisión de Recursos y Arbitrios de la cámara baja. 
Gary Hufbauer, asociado del Peterson Institute, dijo que Estados Unidos podría buscar módicos cambios "tecnocráticos", incluyendo cláusulas para actualizar el Tlcan para reflejar tecnologías que han emergido desde que fue negociado el acuerdo original. O podría adoptar una táctica más agresiva, poniendo presión sobre México para reducir el desequilibrio comercial, quizá a través de la eliminación de un impuesto al valor agregado que aplica México a artículos que cruzan la frontera.