Inicio Noticias Municipios Inician trámites para concretar la Unidad Médica Familiar 22 en Kinchil

Inician trámites para concretar la Unidad Médica Familiar 22 en Kinchil

196
0

Se espera que en noviembre ya abra y mejore este servicio de tipo patronal.

Kinchil, Yucatán, 13 de junio de 2019.- Ante repetidas quejas de las y los derechohabientes sobre los servicios de salud que les corresponde y la necesidad de irse a Hunucmá para realizar sus trámites,  autoridades del Ayuntamiento de Kinchil iniciaron las gestiones con el sector salud para que de tres a seis meses abra sus puertas la Unidad Médica Familiar número 22.

Según se averiguó, en la comunidad existen dos tipos servicios de salud: el patronal, del que gozan quienes sean obreros y trabajen en empresas o granjas, y el ordinario o Prospera (ahora llamado Bienestar), que compartían un edificio en el centro. A finales de agosto de 2018, la cobertura de la clínica IMSS-Prospera se trasladó a su nuevo local, dejando al otro con la vieja instalación.

El problema está en que desde hace 20 años el seguro patronal ha dependido del mantenimiento y limpieza que provee el IMSS-Prospera, pues su personal consiste en un médico, una enfermera y una administradora.

Por lo tanto, después de la división, el de tipo obrero se volvió a juntar con la clínica de Prospera tomando prestado un consultorio, por lo que el céntrico edificio quedó vacío, únicamente ocupado, de vez en cuando, por la administradora que solo va los lunes a atender a las y los derechohabientes. Como daño colateral, el espacio ocupado por el patronal impide que se dé el servicio de atención temprana a infantes.

Sobre este asunto, el alcalde Carlos Valentín Pech Dzib explicó que al no tener gente de intendencia, el viejo recinto cayó en el abandono y la suciedad se apoderó del lugar, ya que la comuna provee únicamente de un velador. Por tanto, tras iniciar las gestiones para la apertura de la Unidad Médica Familiar, se comprometió a darle la primera “manita de gato”.

Así, el pasado sábado encabezó la limpieza del inmueble junto con personal de la Ayuntamiento y voluntarios, quienes se sorprendieron de la cantidad de desechos que retiraron del lugar. Al dar detalles del avance de esta iniciativa, la regidora de Salud, Faustina Dzul Cua, reveló que hasta a mediados de noviembre abrirá sus puertas la Unidad Médica Familiar 22, que ya existe e incluso ya tiene lista su placa.

“Cuando vean quién va a quedar al frente del seguro, pues él le va a dar continuidad. Mientras, están en la solicitud de personal, que ya está autorizado, pero que eso va a llevar de tres a seis meses. Son tres médicos, tres enfermeras, dos turnos, su servicio de farmacia y su servicio de limpieza, en la mañana y en la tarde”, comentó.

Por último, el edil dijo que seguirá muy de cerca el desarrollo de este proceso para que a la brevedad Kinchil reciba los servicios de salud que merece, por lo que pidió paciencia a la población, ya que apenas está por arrancar la distribución de los fondos federales.

En caso de demorarse más tiempo, se ejercerá presión a través de los gobiernos tanto federal como estatal y se hablará con las personas que sea necesario para que se concrete esta Unidad Médica, concluyó.

Las tareas de mantenimiento hechas ese día incluyeron la limpieza de los baños, pasillos, paredes, ventiladores, chapeo y poda de árboles. Además, se desechó sábanas sucias y material de curación. También, se informó que se acondicionará el espacio del antiguo Centro de Atención Rural al Adolescente (CARA) para albergar la farmacia.

Boletín de prensa