Inicio Noticias Nacionales Intensificar campañas para promover y difundir donación voluntaria de sangre

Intensificar campañas para promover y difundir donación voluntaria de sangre

109
0
Compartir

El diputado Francisco Saracho Navarro (PRI) propuso exhortar a la Secretaría de Salud para que, en coordinación con el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea, intensifiquen campañas que promuevan y difundan la donación voluntaria de sangre; es sabido que México no cumple con el parámetro que marca la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 50 donantes por cada mil habitantes. 

Indicó que en la mayoría de los casos, la sangre se logra recolectar en los hospitales mediante el requerimiento realizado a los familiares de un paciente. Datos del 2011 destacan que esta donación ocupa el 97 por ciento y sólo el 3 por ciento corresponde a la voluntaria y/o altruista. 

“Es preocupante, puesto que además de ser limitadas las reservas disponibles en los bancos de sangre, por las circunstancias en que se realizan las de recuperación, podría estar sujeta a más riesgos de contaminarse que las de manera voluntaria o altruista”, afirmó. 

El diputado del PRI resaltó que es fundamental fortalecer y mejorar la estructura de los bancos de sangre, dándoles confianza y certeza a los donadores, a través de información, mejores instalaciones, buena organización, cortos tiempos de espera, personal capacitado, facilidades para la donación y confidencialidad. 

En un punto de acuerdo que presentó en la Permanente y que analiza la Segunda Comisión, advirtió la debilidad de las acciones, estrategias y políticas públicas que impulsan la donación voluntaria de sangre. 

Llamó a estimular una cultura de la donación voluntaria, con la finalidad de que sea una práctica habitual y permanente para generar reservas sanguíneas, lo que podrá lograrse a través de la intensificación de estrategias y políticas públicas que permitan incrementar a estándares internacionales el número de donadores. 

El reforzamiento de las políticas públicas relativas a la promoción y difusión, afirmó, deben guardar armonía y coordinación con la NOM 253-SSA1-2012, a fin de que los potenciales donadores satisfagan los filtros de seguridad para ser elegibles, o bien, sean inhabilitados indefinida o temporalmente, permitiendo que el fluido sanguíneo, sea totalmente sano. 

Saracho Navarro argumentó que en la actualidad, la acelerada vida cotidiana no permite estar exentos de alguna contingencia de salud que amerite hospitalización, tratamiento e incluso una intervención quirúrgica de emergencia. 

Los fluidos sanguíneos tienen un gran impacto terapéutico; sin embargo, a pesar de los beneficios de la donación sanguínea, existen obstáculos como la falta de una cultura voluntaria, por creencias religiosas o ideas sustentadas en el temor a infecciones o enfermedades. 

Por ello, urgió a que dentro de las facultades de la Secretaría de Salud y en coordinación con el Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea, se intensifiquen las campañas permanentes en el país que promuevan y difundan la donación voluntaria de sangre, con la finalidad de incrementar las reservas, seguras y con calidad.