Inicio Noticias Internacional Kimberly Breier: “Estamos buscando una salida pacífica de Maduro y su grupo”

Kimberly Breier: “Estamos buscando una salida pacífica de Maduro y su grupo”

354
0

La crisis de Venezuela tiene a Estados Unidos como uno de sus actores clave, desde la presión ejercida por el gobierno de Donald Trump al régimen de Nicolás Maduro, vía sanciones diplomáticas y económicas, hasta el respaldo al líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente encargado por más de cincuenta países.

En ese contexto, la subsecretaria de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental, Kimberly Breier, de visita en Buenos Aires, declaró en una entrevista con cuatro medios argentinos -entre ellos, LA NACION- que su gobierno seguirá trabajando en la vía diplomática, sin descartar otras opciones, y que el objetivo es “la salida pacífica de Maduro”.

La funcionaria insistió además que la persecución a los diputados opositores que lanzó esta semana Maduro, algunos de ellos refugiados en embajadas extranjeras, “son acciones de un régimen débil que no tiene otra manera de enfrentar el desafío político”.

-¿Cuál sería en este momento la estrategia para doblegar a Maduro? Porque hasta ahora la presión no parece estar funcionando.

-Hace cuatro meses empezamos el camino nuevo con el presidente interino Juan Guaidó. Ya hay 54 países en el mundo que lo reconocen y la mayoría tienen representantes del gobierno de Guaidó. Tenemos dos instituciones internacionales, la OEA y el BID, que tienen representantes de Guaidó. Hemos sancionado a más de 150 personas en Estados Unidos y hemos revocado más de 700 visas de gente con lazos con el régimen. Yo diría que la presión sí está funcionando. Porque lo que hemos visto en la última semana, lo que está haciendo ahora con el vicepresidente de la Asamblea Nacional y las amenazas a los diputados son acciones de un régimen débil, no son acciones de un régimen que tiene otra manera de enfrentar un desafío político. Son muy débiles. Yo diría que sí, que las sanciones sí están funcionando. Porque están cortando las bases del pueblo que tiene el régimen. Entonces vamos a seguir en la ruta con la presión, trabajando con el Grupo de Lima, y es importante decir que ésta es una crisis regional, no es algo entre Estados Unidos y Venezuela, es algo entre América Latina y Venezuela, y dentro del país la población de Venezuela y el liderazgo.

-¿Qué tendría que darse para la opción militar?

-Estamos trabajando para alcanzar una solución pacífica. Eso es clave. Eso es lo que estamos intentando hacer. En esto siempre mantienes todas las opciones en la mesa. Obviamente es importante tener todas las opciones y creo que el gobierno es muy serio en esto. Tenemos un compromiso cien por ciento con la población de Venezuela, y vamos a seguir en esa ruta.

-¿Qué pasó el 30 de abril? Algunos medios venezolanos hablan de que algunos integrantes de la cúpula militar en realidad trabajaron como agentes dobles y a último momento se dieron vuelta, dirigidos un poco por los cubanos, y engañaron a la oposición y por ende a Estados Unidos.

-Primero diría que los oficiales de Estados Unidos sí han dicho que había contactos con la gente alrededor de Maduro. Lo que pasó para mí el 30 de abril fue una muestra de esa debilidad de la que estoy hablando. Es obvio que toda la gente que está alrededor de Maduro se está preguntando a dónde van, cómo van a arreglar su futuro, hay preguntas de todo el equipo. Es un hombre aislado dentro de su propio país, que no tiene el apoyo de los servicios de seguridad. Lo que hemos visto el día 30 también fue que el jefe del Sebin, la cúpula de inteligencia del país salió del país y publicó una carta rechazando el liderazgo de Nicolás Maduro. Entonces, para nosotros, fue un día muy importante. Si fueron agentes dobles y todo eso no tengo ningún comentario. Obviamente un día van a escribir la historia y la realidad es que estoy segura de que la gente que está alrededor de Maduro está preguntando y pensando en su propio futuro.

-Usted planteó que en esta fase lo que prima es la vía diplomática, aunque todas las opciones están sobre la mesa, entre ellas la militar. ¿Cuándo empezarían a correr esas “otras opciones”? ¿Frente a una eventual detención de Guaidó o un plazo asumido por Trump para poner en marcha la vía militar?

-Son decisiones sobre cosas que no han pasado. Es una decisión del presidente de Estados Unidos y estamos en este momento enfocados en las herramientas diplomáticas. Todo lo que tenemos en el Departamento del Tesoro, sanciones, la presión internacional, el Grupo de Lima y la vía diplomática. Estamos completamente trabajando en esto para alcanzar una decisión pacífica de la crisis. Además el tema de Guaidó, hemos dicho públicamente que sería una decisión muy grave del régimen tocar a la familia de Juan Guaidó. La Unión Europea ha dicho lo mismo, el Grupo de Lima ha dicho lo mismo, y creo que lo que está pasando con el vicepresidente Zambrano es muy grave.

Fuente: Yahoo noticias