Inicio Análisis político Alejandro López Munguía La estresante relación de AMLO con Vila

La estresante relación de AMLO con Vila

1709
0

Cada vez que el Presidente, Andrés Manuel López Obrador visita Yucatán, prodiga al Gobernador Mauricio Vila de buenos comentarios y hasta de contundentes elogios, pero, paradójicamente, siempre que esto ocurre, la administración estatal panista sufre un recorte presupuestal o un atraso en diversas gestiones.

Es como si la visita presidencial fuera “ave de mal Agüero”. El mismo Gobernador yucateco no ha dejado de expresar que debido a los recortes presupuestales, para el ejercicio 2020, tuvo que elevar los precios de muchos servicios que presta su gobierno, así como, algunos impuestos estatales.

No es que no sea bueno para Yucatán el que AMLO lo visite, pero, definitivamente estos recortes lo lastiman. Y aunque hay quienes aseguran que no hay recortes como tal, sino que incluso a Yucatán se le incrementó el presupuesto, lo cierto es que cada que el Presidente de México elogia a Mauricio, lo inmediato es que vengan malas noticias para el gobierno Vilista.

Ciertamente al Presidente AMLO le cae muy bien el mandatario yucateco, pero pareciera jugar a desesperarlo. Al principio del sexenio, los elogios cayeron de buena manera en el seno Panista, pero tras haberse cumplido ya un año y cacho de gestión gubernamental, la percepción es diferente.

Seguramente Mauricio Vila ya descifró la forma vacilnate y evasiva que tiene el Presidente para dar trámite a los asuntos del Estado, porque de lo contrario, el estrés lo va a enfermar, pues seguirán llegando las malas noticias.

Yucatán necesita más recursos, porque la actividad económica lo requiere. La producción en el campo es endeble y representa un serio problema, ya que no está produciendo lo suficiente y no genera ingresos para la entidad. El campo es solo un ejemplo fehaciente, de que en Yucatán hace falta más gestión y más compromiso para hacer que la federación libere los recursos a tiempo y de forma eficiente. Otros ejemplos son la Pesca, la Ganadería.

Por lo demás, a todos nos agrada que el mandatario mexicano venga con frecuencia a Yucatán, al menos se habla de él.

Por cierto, el tema del Tren Maya está empezando a posicionarse en el imaginario de la población yucateca, en especial, ahora que se piensa en que cruce la Ciudad Capital. Se vienen meses de intenso debate político.

¿Otro 4 de julio?