Inicio Análisis político Enrique Vidales Ripoll La fotografía que evidencia falta de respeto al Covid-19

La fotografía que evidencia falta de respeto al Covid-19

603
0

 

Una fotografía, para los expertos, no solo retrata un momento estático de la realidad, sino también, es capaz de contar o narrar una historia. Esto es posible con el análisis de los componentes de la imagen y del contexto que uno pueda conocer o investigar sobre el momento.

El día de ayer ha circulado una fotografía que se afirma es cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador acudió al Hospital Carlos Calero de Cuernavaca en el área donde se atiende a personas contagiadas con Covid-19. Para simpatizantes fue un regalo ante los reclamos de indiferencia del presidente ante la contingencia sanitaria.

En la fotografía que recoge ese momento se observa a una persona en cama que se supone es un enfermo de Covid-19 y a una “sana distancia” observando el presidente López Obrador. Aunque la persona en cama no está entubada usando un respirador artificial, la enfermera que aparece en la foto tiene la vestimenta médica con la protección en el rostro.

Pero el presidente que, si se encuentra dentro de la habitación y la comitiva que lo acompaña, entre ellos el gobernador de Morelos Cuauhtémoc Blanco, ninguno de ellos porta algún elemento de protección.

En primera instancia surgen duda como ¿acaso no es necesario para ingresar al área de enfermos de Covid-19 y más estar frente a uno de ellos mantener estrictas normas de protección según los protocolos establecidos por los mismos hospitales?

Posteriormente se publicaron otras imágenes que relacionan al supuesto enfermo como un elemento de la escolta del presidente. Lo que abre la especulación de una posible simulación.

En el contexto, el escándalo por la diferencia entre el youtuber Chumel con la esposa del presidente, Beatriz Gutiérrez Müller, encendió la crítica en las redes sociales sobre todo en el cuestionamiento de que la señora más defendiera el hecho de haberle asignado un apodo a su hijo y con ello lo defienda “con los hijos, no”, pero al mismo tiempo, la misma frase se le aplicará los padres de los niños con cáncer a la “primera dama” por los problemas de desabasto de medicamentos como también el señalamiento de que hasta el momento no se lo había visto a ninguno de ellos acudir a un hospital para dar un mensaje de esperanza y atención a los enfermos de Covid-19. Por lo cual, se podría reforzar que no le venía mal a la presidencia hacer la “construcción” de un momento como lo que la foto intenta demostrar.

Sin embargo, hay otro elemento que resulta preocupante. Mucho más cuando hay un amplio sector de la población que no cree en la existencia de la enfermedad. Es precisamente la falta de atención de los protocolos de cuidados que se supone deberían ser mucho más estrictos dentro del hospital lo que no ayuda a que la población entienda la gravedad de la situación.

Mientras Hugo López-Gatell reconoce la importancia del uso del cubrebocas y no bajar la guardia ante la imposibilidad de controlar la incidencia de contagio que los últimos días ha aumentado, el presidente desestima con sus dichos de que la “pandemia ya está domada” y, por otro lado, invitando a no perder el miedo y nuevamente salir del confinamiento. Entonces ¿a quién vamos a creerle?

El ISSSTE ha precisado que la foto en realidad es parte de un simulacro o para mostrarle al presidente la atención que tendrán los futuros pacientes enfermos de Covid-19 en esa área. Pero eso se da a conocer hasta hoy cuando quedó en evidencia las inconsistencias ya analizadas de la fotografía.

Por lo tanto, hay base real para suponer la simulación y uso mediático inicial de la imagen.

Luego entonces, desde las diversas aristas o enfoques, ya sea un simulacro o algo montado para el “lavado de imagen política” o fue simplemente una falta de precisión o error de comunicación que inicialmente nos hizo creer otra cosa, el tema de la fotografía molesta a los ciudadanos que realmente están haciendo esfuerzos para cuidarse, que están atentos a las disposiciones y colaboran de manera activa en la prevención. Para ellos, el presidente debería ser el primero en dar el ejemplo.