Inicio Noticias Ciencia y tecnología La importancia de la buena escritura, con ayuda informática

La importancia de la buena escritura, con ayuda informática

382
0

Hoy en día estamos viviendo un mundo globalizado y tecnificado en casi toda la extensión de ambas palabras. Lo que nos ha conducido a una superficialidad en la forma de interacción y comunicación humana.

Un ejemplo de ello son las redes sociales que con sus reglas de limitación en la extensión de los mensajes la construcción de mensajes nos obliga a concretizar y sintetizar, con la cantidad menor de palabras, todo un contenido o manifiesto de ideas. En contraparte, igualmente se ha trastocado la lectura y el análisis del contexto necesario para la comprensión integral de las ideas que contiene un mensaje. Parece que con pocas palabras se debe decir mucho, aunque lo mucho, con menos palabras se pierde el sentido e interpretación integral del mensaje.

Ejemplo que nos permite ilustrar el impacto léxico del nuevo mundo global es la siguiente comparación. Miguel Cervantes de Saavedra, en la obra cumbre de la lengua española “El ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha”, el autor utilizó la cantidad de alrededor de 23 mil palabras mientras que el ciudadano común el día de hoy apenas llega a conocer 5 mil.

Lo que nos lleva a concluir que la tecnología que hoy empodera a los procesos de producción de textos comunicativos ha traído una consecuencia en el nivel cuantitativo de palabras conocidas por la gente común. Lo que analogía podemos igualmente deducir que el aspecto cualitativo sale igualmente disminuido. Es claro que la vulgaridad o lenguaje soez, en muchas ocasiones irrespetuoso, es muy característico en la manera de interactuar en las redes sociales.

Vale la pena establecer que un texto no solo se conforma de palabras, sino que también debe contar con una estructura o forma que le permita la viabilidad en la transmisión de un mensaje. Dependiendo de los intereses comunicativos y con la gran variedad de tipos de textos, es substancial que se conozcan las características internas y textos de cada uno de ellos. Esto es primordial para la construcción correcta y cumplir a cabalidad la intención dependiendo de la situación comunicativa.

La tecnología no es mala per se. No se trata de satanizar ni culpar lo que debe ser propio de la formación lingüística integral del hombre actual. Es necesario tomar conciencia de estos procesos para encontrar los mecanismos que, hasta la propia tecnología, permite para consolidar la comunicación e interacción humana.

Hay software o programas informáticos especializados en el desarrollo de ideas o de recursos que nos pueden ayudar a mejorar la presentación y la producción de textos. Estos desarrollados por la experiencia de quienes han tenido la oportunidad para trasladar el proceso de escritura a un lenguaje programacional que lo facilite a los usuarios finales.

También hay opciones de otros recursos como descargarportadas.com que nos proporcionan elementos de forma para mejorar la presentación de trabajos. Sobre todo, de aprovechar alternativas computacionales que faciliten generar la estructura de los textos.

El objetivo final sería aprovechar la tecnología para mejorar los procesos de escritura, sin menoscabar la cantidad y la calidad de palabras que utilizamos en la vida cotidiana. La única recomendación, es igualmente aprovechar la globalidad para leer. La lectura constante nos ayuda mejorar nuestro léxico, sin duda alguna.