Inicio Análisis político Alejandro López Munguía La inminente destrucción del PRI…

La inminente destrucción del PRI…

509
0

La inminente destrucción del PRI…

La corrupción que enmarca la existencia del Partido Revolucionario Institucional, es el punto desde el cual se genera “la quiebra” que padece. Esto lo ha percibido perfectamente el Presidente López Obrador, que sin mostrar la enjundia que lo invade, ha dispuesto que la FGR investigue a fondo. Tiene al PRI está a tiro de piedra.

La dirigencia nacional del PRI, como la anterior, no posee la calidad moral para dar la cara ante un electorado integrado por ciudadanos hartos de tanta miseria, de tanto robo, de tanto fraude, de tanta mentira, de tanto enriquecimiento inexplicables e ilícito, de tanta manipulación, de tanta simulación, de tanta mentira, de tanto nepotismo, de tanto influyentismo, de tanto saqueo, de tanta humillación.

El pueblo se cansó de ver a los políticos llegar con sus parentelas a los altos cargos de la administración estatal y federal. Se cansó de ver a tanto político llegar pobre y miserables y salir en menos de 6 años, como ricos potentados. Se cansó de la insensibilidad, de la irresponsabilidad, de la forma tan vulgar y rupestre con la que llegaron y saquearon al erario.

Hoy pretenden hacerle frente al Presidente López Obrador con los argumentos más débiles de su repertorio. Lo acusan de violar la Ley, de hacer pedazos al país, de llevarlo a la quiebra, de tomar decisiones “inexpertas”. Lo cierto es que AMLO les ha tomado la medida y con el combate frontal a la corrupción les ha cortado la vena que los hacía felices. Les ha quitado el acceso al presupuesto público y les ha colocado en la mira de la FGR.

Ahora, esos políticos corruptos empiezan a ver su suerte. El PRI está dirigido por una camada de políticos manchados por la corrupción y la impunidad, a tal grado que nadie se atreve a levantar la mano para defenderlos. Tras los señalamientos contra Alejandro Moreno Cárdenas “Alito”, por su presunto enriquecimiento ilícito, ningún diputado federal, ningún diputado local, ningún Senador, Gobernador, o líder de sector, o líder sindical, ha salido en su defensa.

Esta es la destrucción de un partido que gobernó al país con la fuerza de la militancia. La que creyó que sería feliz y que tendría desarrollo personal y social, la que una vez creyó en sus líderes a ciegas, la que un día fue leal a quien la engañó. La militancia se ahoga en la desesperanza y correrá hacia los brazos de otras fuerzas políticas, porque así es la democracia.

Nadie puede detener la destrucción del PRI, porque está ligado a la perversión. Porque el PRI cayó en la trampa, está secuestrado por los grupos del poder, por la cúpula que enriqueció a un puñado de políticos, que desde los cargos altos de la burocracia, se sirvió a manos llenas y sacrificó a los de abajo.

El pueblo y la militancia han abandonado al PRI a su suerte. Entre traidores, como lo es el Presidente del PRI en Yucatán, Francisco “Pumba” Torres; Lila Frías, secretaria del CDE del PRI en la entidad, y muchos “lideres” más, que corrieron a “besarle los pies” a “Alito” una vez consumado el fraude electoral del pasado 11 de agosto, el tricolor se desangra.

No hay retorno. El vacío espera al PRI en las próximas elecciones del año 2021. Y aquí daremos cuenta de todo ello.