Inicio Noticias Ciencia y tecnología La liberación de celulares, ¿final del monopolio de telefonía móvil?

La liberación de celulares, ¿final del monopolio de telefonía móvil?

257
0
Compartir

¿Adquiriste un celular, del cual estás liberado de compromiso comercial con determinada compañía, pero no te puedes desajenar de él por no estar “liberado”?

¿Sabes como puedes “liberar” tu equipo para que pueda ser usado en otra compañía?

¿Conoces de los servicios de Movical.net y unlockphone.com para “liberar” equipos telefónicos?

Una de las realidades del mundo actual, tecnificado y globalizado, es la consolidación de la telecomunicación por vía celular. Esta no es un lujo o placer reservados para los pudientes, sino una necesidad de contar con una línea de comunicación permanente y personal. Una situación que no solo es exclusiva para las personas mayores o adultas. ¿Cuántos padres de familia no les proporcionan equipos de celular a menores o adolescentes para estar en disposición ante cualquier situación o emergencia?

Esto nos lleva a reflexionar que los teléfonos celulares se han convertido en un instrumento esencial y necesario para la vida cotidiana y social de los individuos.

Sin embargo, aún y a pesar de contar con los marcos jurídicos que han permitido el desarrollo de este sector, aún quedan arraigado vicios que impiden que una expansión más fluida y libre que permitan a los usuarios escoger la mejor compañía de servicio de telefonía celular.

En el caso de México es sintomático de como un monopolio en la comunicación ha acaparado en gran medida el territorio, por lo cual la competencia de posicionamiento de otras alternativas se ve opacada por la imposición de reglas que protegen a una sola empresa.

En la última reforma de telecomunicación de la administración de Enrique Peña Nieto se promocionó el hecho de que se abría oportunidades para una mayor competitividad en la telefonía celular, impidiendo, por ejemplo, que la compañías otorgaran equipos de telefonía celular bloqueados para ser usados en una misma empresa. Los sistemas operativos ya vienen personalizados y con la marca y sello de las grandes compañías. Esto en detrimento de la libre competencia o de los derechos de los consumidores de utilizar un equipo para una u otra determinada compañía. Además, inhibe la creación y consolidación de otras compañías que se ven indefensas ante ese poderío tecnológico los grandes corporativos que monopolizan el mercado.

Lo que vemos en la experiencia comercial es que aún con ese marco jurídico que obliga a las empresas a “liberar” los celulares para ser usados por otras compañías si así lo desea el cliente, en la practica se siguen poniendo esos candados así como también contratos de cumplimiento forzoso con penas por terminación anticipada costosas. En detrimento de la libertad del consumidor las grandes compañías no quieren perder el territorio comercial ganado y ponen los obstáculos para mantener su hegemonía en el mercado.

Nos queda entonces el camino, en el caso de estar bloqueados para ser usado el celular en otra compañías, tener que recurrir a los expertos para la configuración de la “liberación” y así sea más fácil utilizar el celular en cualquier compañía.

Es necesario que nuestros legisladores se apliquen más en la materia y ahora que vamos hacia la anunciada “Cuarta Transformación” que implica la separación del poder político con el económico, pronunciado por el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, se haga más efectivo los derechos de los consumidores a la elección libre de como usar sus equipos celulares, que la final no son de la compañía, sino de los usuarios.